Inicio Economía Regionales El dólar de Massa no le sirve a Salta, sí créditos y...

El dólar de Massa no le sirve a Salta, sí créditos y subsidios

Con su producción exportable casi liquidada al 100%, la Provincia se concentrará en gestionar los fondos no reintegrables y los créditos blandos.

Tan extemporánea como la helada que los afectó entre el 30 de octubre y el 1 de noviembre, así llega para los productores salteños el “dólar economías regionales” que este lunes lanzó el ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa. Sucede que en Salta casi el 100 por ciento de la producción exportable ya fue liquidada y es muy poco probable que se pueda organizar un embarque exportable para aprovechar el también llamado “dólar preferencial”.

“El volumen productivo exportable de Salta ya está liquidado, no nos queda mucha producción exportable porque todo lo que es grano, cosecha gruesa e incluso legumbres se ha cosechado y liquidado en mayo, junio, julio y hasta agosto; puede quedar algo de poroto, pero muy poco, con lo cual el ‘dólar economías regionales’ no nos va a beneficiar”, explicó ayer el ministro de la Producción y Desarrollo Sustentable de la Provincia, Martín de los Ríos.

El funcionario dijo que habló con productores tabacaleros -otro sector exportador de Salta- “y allí podría haber algo de tabaco exportable como para aprovechar este dólar diferencial, pero tampoco es algo seguro porque tiene una ventana temporal muy chica, de poco más de un mes, que es muy poco para organizar un embarque”.

Para definir el acceso a los beneficios lanzados por Nación ya están abiertos los contactos entre técnicos de ese Ministerio salteño con los de la cartera económica nacional.

Subsidios y créditos

“Lo que sí es muy importante para nosotros y estamos esperando la forma y el instructivo, son los créditos y subsidios que se anunció para los viñedos”, dijo De los Ríos.

En efecto, los subsidios, de acuerdo con el anuncio de Massa, están destinados al sector vitivinícola afectado por las heladas y la sequía.

“Nosotros hemos tenido una helada tardía, extemporánea, en la noche entre el 30 de octubre y el 1 de noviembre que afectó a muchas hectáreas de viñedos”, señaló el ministro salteño.

Desde hace varios días y hasta la próxima semana un equipo de técnicos de la cartera productiva provincial realiza un relevamiento en el Valle Calchaquí y en el llamado alto valle para cuantificar los daños e identificar a los productores afectados.

De los Ríos dijo que se estima que “hay unas 400 hectáreas afectadas, lo que representa casi un 20%; esto va a impactar en la próxima vendimia porque habrá menos uva”.

Con los datos del relevamiento en los campos, el Gobierno provincial podrá cuantificar el daño de la helada y declarar la emergencia agropecuaria en ese sector, paso que es una de las condiciones que impone Nación para que los productores puedan acceder a los subsidios.

Esta información también servirá, indicó el funcionario, para que los productores puedan acceder a las dos líneas de créditos anunciadas por el Gobierno nacional -una a 60 meses con 18 de gracia e interés del 48%, y la otra a 18 meses y sin intereses-, y al programa Repro para garantizar el pago de los salarios en los establecimientos afectados.

Buscarán abarcar a todos

La helada del 1 de noviembre y la sequía afectaron a grandes y pequeños productores vitivinícolas salteños, y también a productores de cebollas, pasturas, nueces, durazno y cuaresmillo.

“Nosotros tenemos el problema con los pequeños productores porque, por lo general, no están formalizados y no podrían acceder, sobre todo a las dos líneas de crédito que son bancarias”, explicó el ministro de la Producción, Martín de los Ríos. Esta situación, así como las producciones no vitivinícolas “son las que vamos a tener en cuenta al momento de presentar a Nación nuestra propuesta”, dijo el funcionario.

La Provincia debe presentar la declaración de emergencia, el informe sobre daños y necesidades de los productores locales entre el 1 de diciembre y el 1 de marzo. Y junto con eso también un proyecto de distribución de los fondos.

Fuente: El Tribuno