Noticias del Sector
  Agricultura
  Ganadería
  Producciones Alternativas
  Agroindustria
  Clima
  Indicadores
  Agenda

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
< Volver
PERSPECTIVA CLIMÁTICA DEL 8 AL 14 DE ENERO 09-01-11
 

Conceptos vertidos por el ingeniero Eduardo Sierra, especialista en Agroclimatología de la UBA, en el programa Claves del Campo -AM 840 Radio Salta- del sábado 4 de diciembre.

En diálogo con Belisario Saravia Olmos, conductor de Claves del Campo, que se emite todos los sábados de 6 a 8 por AM 840 Radio Salta, el especialista en Agroclimatología de la UBA, Eduardo Sierra, señaló que en las últimas semanas “hubo una entrada de lluvia importante que se distribuyó de una forma particular porque es como que dio en todas partes menos en la zona núcleo principal de Argentina”.

“Comenzó a llover en el NOA, que dijimos que iba a llegar un poco tarde y está ocurriendo esto. Seguiremos viendo lluvias, es una semana de lluvias continuadas prácticamente y como decíamos, las lluvias se ven con bastante vigor. Por suerte no se ven precipitaciones demasiado excesivas, de todas maneras se ven algunas lluvias fuertes en la zona de Orán, Tartagal y esto seguirá así por lo que la semana que viene habrá lluvias fuertes también”, manifestó.

Además, Sierra dijo que “llovió mucho en la zona marginal sudoeste de Buenos Aires, La Pampa y Norte de Río Negro. Una zona que hacía como 7 u 8 años que no tenía buenas lluvias y de repente empezó a llover bien. Llovió en el Oeste de Córdoba, en la zona de Río Cuarto, Río Tercero, llovió algo en la región del Chaco pero ocurre que en el único lugar que no llueve es en el que hay más expectativas económicas, que es la zona núcleo”.

Sierra explicó que “estas lluvias fueron tan grandes en algunos lugares dio la impresión de que llovió en todas partes y cuando se empezaron a ver los registros en la zona núcleo no había llovido”.

“El grueso de la producción de maíz y soja, sigue en peligro. El maíz en zona núcleo ya está golpeado, y se concentra mucho más que la soja en esta zona. Es de por sí un cultivo seleccionado genéticamente y no de ahora, por los indios, y no se adapta a producir en condiciones de falta de humedad”, advirtió.

El especialista afirmó que “se teme que el maíz ya puede estar muy golpeado. Se esperaba una producción de 25 millones de toneladas y, si quedan 15, tenemos suerte. En cuanto a la soja, de los 55 millones que se hablaba, ya no están. De todos modos la soja conserva más su potencial, si hubiera lluvias en estas dos próximas semanas de enero, tendría una buena capacidad de recuperarse pero siempre podríamos decir en el rango de los 40 millones de toneladas. Ahí es la ansiedad y esto marca que nuestro esquema productivo es frágil, susceptible a que si pasa algún desequilibrio ambiental, se pierda mucho de la producción”.

“Esta sequía pone en evidencia la fragilidad del sistema productivo. Algunas personas me señalaban, sin embargo, que el incremento de precios que hubo, compensará con creces la posible reducción de rindes en soja, pero esto generará algunos problemas porque el tema de que los precios compensen la producción, es si no hay trabas a la exportación. Habrá una suerte de competencia entre el destino para el local y el destino para exportación”, advirtió.

 

Clima | Pronóstico
< Volver

 

 

Todos los derechos reservados - AgroNoa - Copyright © 2006 - Diseño: BarNews Reseach Group