Noticias del Sector
  Agricultura
  Ganadería
  Producciones Alternativas
  Agroindustria
  Clima
  Indicadores
  Agenda

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
< Volver
LA PRODUCCIÓN DE TRIGO DISMINUIRÍA UN 40% 13-11-08
 

De acuerdo a datos de la Bolsa de Comercio de Rosario, se sembró algo menos que en la campaña 1992/93, cuando se registró la menor superficie de los últimos 20 años.

Las estimaciones del servicio GEA -Guía Estratégica para el Agro- de la Bolsa de Rosario, indican que la producción de trigo de este año oscilaría entre 9,5 y 10,5 millones de toneladas, lo que representa un 40% menos en promedio que el año pasado. 

 

“Partiendo de una baja del 23% en la superficie sembrada y del 16% al 24% en rindes medios, la producción de trigo podría quedar entre un 36% y un 42% por debajo de lo obtenido el año pasado”, señala el informe.

 

Además de la histórica sequía, el documento destaca otros factores que afectaron la producción como la falta de inversión -que quebró la tendencia de crecimiento- y la menor fertilización aplicada que también hace mella en la producción.

 

“En Argentina se sembró algo menos de trigo que en 1992/93, cuando se registró la menor superficie triguera de los últimos 20 años. En 1992 la producción fue de 9,87 millones de toneladas, aunque hubo una peor, la de 1995/96 cuando se obtuvieron 9,45 millones de toneladas”, recuerda el informe.

 

En esta campaña, una sequía histórica con características que se dan una vez cada 20 años, “dejó en manos de las zonas trigueras del sudeste bonaerense una mayor responsabilidad para que la producción finalice por encima de los 10 millones”, explicaron los responsables de la publicación.

 

“Contrariamente a las condiciones de mayo del 2007, la campaña 2008/09 se inició con una situación de falta de agua, serias bajas de hectareaje y un moderado a severo ajuste de insumos en el plan triguero”, puntualiza el texto de la BCR.

 

Estas adversas condiciones se fueron afianzando, dando por resultado las mayores caídas de siembra en las provincias de Córdoba y Santa Fe. La falta de recargas en otoño, entre otros factores, redujo la superficie de ambas en un 52% y 44%, respectivamente.

 

Las lluvias llegaron tarde y con montos acotadas: recién en los últimos días de septiembre volvió a llover.

 

Sin embargo, la recuperación de los perfiles se dio con mayor intensidad en el centro de Buenos Aires y en el NEA. Para gran parte del resto triguero, llegó tarde y no cubrió las necesidades fisiológicas.

 

Córdoba y Santa Fe, las provincias más golpeadas por los factores mencionados, podrían obtener rindes de 20 quintales y 19 por hectárea, respectivamente. Esto representaría una disminución del 38% y del 46%, respectivamente, respecto de la campaña pasada.

 

Buenos Aires -que participa con un 57% de la superficie triguera a nivel nacional- es fundamental para evitar que la caída productiva 2008/09 sea mayor. El centro y sur bonaerense es el que lleva el peso de la responsabilidad y en donde se dan situaciones bastante heterogéneas.

 

Hasta fines de octubre, la situación marcaba que Buenos Aires podría no obtener caídas de la envergadura que se darían en el resto del país pero pueden proyectarse rindes en un rango de 24 a 26,5 por hectárea. De todas formas, desde fines de octubre en adelante, la situación de reserva de agua sólo ha empeorado, agudizando la necesidad de lluvias.

 

Fuente: Bolsa de Comercio de Rosario

Agricultura | Trigo
< Volver

 

 

Todos los derechos reservados - AgroNoa - Copyright © 2006 - Diseño: BarNews Reseach Group