Noticias del Sector
  Agricultura
  Ganadería
  Producciones Alternativas
  Agroindustria
  Clima
  Indicadores
  Agenda

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
< Volver
BUSCANDO BUENOS RENDIMIENTOS DEL TRIGO 27-10-08
 

Un ensayo del INTA comprueba que es posible la rotación trigo- tabaco- trigo en el Valle de Lerma. Por Germán Salomón.

La posibilidad de obtener una cosecha de trigo con óptimo rendimiento y otra de tabaco, es una realidad palpable en el Valle de Lerma, a partir de un ensayo de diferentes variedades comercial del cereal que se desarrolla en una parcela experimental del INTA Salta.

 

Por segundo año consecutivo, el ingeniero José Luís Giménez Monge, técnico de la EEA Salta del INTA y referente regional para la Red de Ensayos Comparativos de Variedades de Trigo que coordina el INASE -Instituto Nacional de Semillas-, llevó adelante la experiencia de probar diferentes variedades de trigo en el Valle de Lerma y en esta oportunidad, decidió realizar una siembra temprana con la finalidad de obtener una cosecha antes del transplante de tabaco.

 

“Este era un ensayo exploratorio y fue toda una sorpresa para nosotros porque estamos obteniendo muy buenos resultados”, explicó el profesional.

 

Aclarando que el año climático no ha sido el habitual, comparado con los inviernos que se observan en la región, el ingeniero Gimenez Monge, destacó que “es una experiencia válida y para tener en cuenta que es posible una rotación trigo- tabaco, con óptimos rendimientos”.

 

Las variedades de trigo sembradas fueron Klein Chaja y Klein Zorro de semilleros Klein, Baguette de Nidera, Biointa de Bioceres, Onix de semillero Don Mario y ACA 911 de la Asociación de Cooperativas Argentinas; todas variedades comerciales de probada eficiencia en la región.

 

La fecha de siembra fue el 4 de abril y se emplearon 110 kg de semillas por hectáreas. Se utilizó una sembradora de granos finos y se realizaron cuatro riegos en total: uno de presiembra y tres durante el ciclo de cultivo. Posteriormente “se realizó un surcado muy suave para permitir el riego”, aclaró.

 

El cereal podría haber sido cosechado a principios de septiembre o bien se podría haber utilizando desecantes para acelerar su proceso de maduración, sin embargo el técnico, aclaró “que la cosecha todavía nos se realizó a la espera de combinar los tiempos con una jornada técnica que se realizará en las próximas semanas”.

 

Sobre el particular, el ingeniero explicó que el final del ciclo del trigo coincide perfectamente con el inicio del ciclo tabacalero, destacando además todas las bondades que presenta hacer una plantación sobre una gramínea que le dio cobertura del suelo; que tuvo exploración radicular, ventilación de la tierra e incorporación de materia orgánica; todas ventajas que van a beneficio del cultivo de tabaco.

 

Otra de las conclusiones que se obtuvo del ensayo es que la siembra del cereal se realizó sobre un potrero de tabaco sobre el cual no se utilizó fertilización, "simplemente se aprovechó el remanente del año anterior y además, se utilizó la humedad del otoño", sostuvo.

 

Por otra parte, Gimenez Monge, destacó que el trigo del ensayo no tuvo aplicaciones de productos agroquímicos.

 

“Se superó muy bien la presencia de plagas como el pulgón que es el más complicado de manejar”, explicó el profesional, aclarando que “hubo pulgones pero no en densidades que justificaran un tratamiento y a su vez vimos como aspecto positivo, la no aplicación de agroquímicos, que facilitó la presencia de insectos predadores y logramos el control biológico del cultivo”.

 

Rendimientos parejos: al referirse a la diferencia de comportamiento y rendimiento de las 6 variedades sembradas para el ensayo en las macro parcelas, explicó que no hubo grandes diferencias. Sobre este tema aclaró que las plantas “están muy condicionadas por lo que llamamos termo período o foto período, que son dos componentes fisiológicos de las plantas en general, es decir que responden a las necesidades de luz o de temperaturas”.

 

Gimenez Monge explicó que se trabajaron con semillas de ciclo corto, cuya fecha recomendada de siembra era para principios de junio, “sin embargo no hubo una respuesta negativa a ese adelantamiento del ciclo y vemos que en este momento hay un buen macollaje de plantas -entre 10 y 12-, vemos una buena espigazón con el llenado completo de granos en la espiga; de manera que se obtuvieron muy buenos datos, todos positivos”, afirmó.

 

Las estimaciones del responsable del ensayo, aseguran que los rendimientos que tendrá el trigo del INTA Salta son superiores a los 3000 kg por hectárea.

 

Más adelante el técnico comentó que “si nos ponemos a hacer un trigo que tenga los riegos suficientes, con un complemento de fertilizantes y algún producto agroquímico que pudiera hacer falta, podríamos superar ampliamente esos rendimientos”.

 

El profesional aclaró que el piso, para hablar de un cultivo rentable, es de 3000 kilos por hectárea y este año se superaron holgadamente. Sin bien el trigo todavía no fue cosechado a la espera de la realización de una jornada técnica, la madurez fisiológica del cultivo estuvo concluida a principios de septiembre.

 

“Podemos decir que si logramos que el trigo esté terminando hasta el 10 de septiembre, el objetivo se habrá cumplido satisfactoriamente”, señaló.


Fuente: El Tribuno Campo

Agricultura | Rotación
< Volver

 

 

Todos los derechos reservados - AgroNoa - Copyright © 2006 - Diseño: BarNews Reseach Group