Noticias del Sector
  Agricultura
  Ganadería
  Producciones Alternativas
  Agroindustria
  Clima
  Indicadores
  Agenda

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
< Volver
UNA PROYECCIÓN DE LA PRODUCCIÓN DE GRANOS 07-01-21
 

Gustavo López de la consultora Agritrend realizó una proyección de la producción y los negocios granarios para la campaña 2020/21.

El especialista de los mercados agrícolas de la consultora Agritrend, Gustavo López, realizó una proyección de la producción (y los negocios) granarios para la campaña 2020/21.


“Si bien se esperaba una mejora sustantiva en la siembra de trigo, maíz y soja, las condiciones climáticas poco favorables hicieron que finalmente se reduzca la misma luego de varios años de mejora” indicó el especialista en una columna publicada por el diario Ámbito Financiero.


La opinión de Gustavo López


A poco de completarse la siembra de los granos gruesos, comienza a vislumbrarse el potencial del nuevo ciclo 2020/21 en cuanto a la oferta global del complejo.


Si bien se esperaba una mejora sustantiva en la siembra de trigo, maíz y soja, las condiciones climáticas poco favorables hicieron que finalmente se reduzca la misma luego de varios años de mejora. Ello sumado a un clima que se presenta muy errático para la evolución de los cultivos, genera una fuerte incertidumbre en cuanto a la producción final, que por segundo año consecutivo se reduciría a niveles en torno a 125 o 128 millones de toneladas.


Ello se da en un contexto de precios internacionales muy buenos, producto de ajustes importantes en la oferta del maíz y soja en los Estados Unidos, y reducciones significativas de la producción triguera en los países de la Unión Europea.


A ello se suma una demanda muy dinámica impulsada por China, que estaría alcanzando record en materia de importaciones de soja (100 millones de toneladas) e incluso de granos forrajeros (maíz 18 a 20 millones de toneladas) luego de las fuertes inundaciones sufridas en la zona productiva central. Ello se fundamenta en la necesidad de contar con mercadería para transformar en carne y recomponer los muy bajos stocks actuales.


Finalmente la incertidumbre climática, que excede las fronteras locales, hace temer de nuevos ajustes en maíz y soja incluso en Brasil, uno de los principales oferentes de ambos productos, que podría aún más elevar las cotizaciones de la mayoría de los commodities.


No obstante la reducción esperada en cuanto a la oferta y el saldo a exportar total, la mejora en los precios FOB medios de todo el complejo granario, de algo más de 70 dólares por tonelada, permitirá un ingreso record de divisas cercana a 33 mil millones de dólares (5 mil millones superior al ciclo anterior), es decir el 50% de los recursos totales provenientes del exterior.


En materia fiscal, también se espera un ciclo muy atractivo, con una recaudación media que podría alcanzar 8 mil millones de dólares.


El gran interrogante es el comportamiento del productor a la hora de la venta de sus granos. Hacia fines del 2020 los niveles de liquidación de la mercadería solo alcanzaban en términos generales al 50% de los registrados a igual fecha del año anterior.


Sin duda, la incertidumbre en cuanto a las condiciones climáticas, sumado a un marco económico de crisis donde el “spread” entre el dólar oficial al que se liquidan las ventas y el libre es sumamente grande, rumores de incrementos en los derechos de exportación, y la poca predisposición del productor de quedarse en “pesos” lleva a esta retracción en las operaciones, conservando su mercadería como “resguardo de valor”.

Agricultura | Cereales & Oleaginosas
< Volver

 

 

Todos los derechos reservados - AgroNoa - Copyright © 2006 - Diseño: BarNews Reseach Group