Noticias del Sector
  Agricultura
  Ganadería
  Producciones Alternativas
  Agroindustria
  Clima
  Indicadores
  Agenda

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
< Volver
¿CÓMO NOS PREPARAMOS PARA EL SERVICIO? 16-10-08
 

Se aproxima la fecha de servicio. ¿Estamos en condiciones para realizar un buen servicio? ¿Cuáles son las previsiones, medidas y tareas a realizar? Por Dr. Gonzalo Poodts Reproducción y Producción Bovina gpoodts@arnet.com.ar

En general, según el lugar del NOA, faltan entre 60 y 90 días para el inicio, nos queda poco tiempo para hacer cambios importantes y son muchos los aspectos a analizar y prever. La intención de estas líneas es recordar los más importantes y, por una cuestión de espacio, sólo realizaré un delineamiento general, siendo un temario sumamente extenso a tener en cuenta. Sin explicar detalladamente las técnicas a realizar. En consecuencia, cuales son los puntos más importantes a analizar: Condición corporal; Toros; Tipo de servicio a realizar; Categoría de vientres a entorar; Tamaño de los rodeos; Selección de vientres; Tipo de alimentación en calidad y cantidad; Características de los potreros; Infraestructura acorde al tipo de servicio.

 

Condición corporal (CC): es importante observar lo más objetivamente el estado corporal de todos los vientres, ya que de su situación actual dependerá en gran medida el resultado del próximo servicio. Estamos en el período más seco del año, con pasturas o campos naturales con alimentos de bajísima calidad, en el período más crítico y largo, donde los animales decaen severamente, hasta el inicio del ciclo de lluvias.

 

Debemos determinar si hay vientres con baja CC: categoría y número de animales, y prever las medidas a tomar:

 

Separar aquellos en inferiores condiciones del resto, priorizando los vientres paridos del 1er. servicio y vacas de varios partos, ponerlos en lotes separados con las mejores pasturas. No dejar para último momento, separar vacas con cría al pie es complicado, pero es posible realizar en el mismo potrero tomando el tiempo necesario, con personal capacitado y sin perros.

 

Planificar la posibilidad de realizar destete: Ultra precoz, precoz o anticipado, (se deben reducir los requerimientos nutricionales de la madre). Para lo cual hay que informarse bien, en el Dónde: lugar del campo, estructura de corrales, aguadas y comederos. Cómo: Personal a cargo; tipo y cantidad de alimento (es preferible comprar alimentos especialmente preparados por empresas dedicadas a ello); manejo y cuidado; edad y peso de los terneros, plan sanitario; cantidad de terneros. Cuándo: No esperar a que los vientres decaigan demasiado para aplicarlo, ya que si el stress nutricional es muy severo, aún destetándolos anticipadamente no se logra compensar el desequilibrio necesario para ciclar y preñarse; o evitar las consecuencias de atrasar su fecundación, pasando a ser cola de servicio y parición, con muchas posibilidades que falle en el servicio del año siguiente.

 

Planificar el tipo de servicio, si está prevista realizar Inseminación Artificial (IA), la fecha probable de su inicio, cantidad de animales posible a incorporar. Método de IA a implementar: con agrupamiento de celos, con celo detectado o a tiempo fijo.


Tipo de servicio a realizar: inseminación Artificial: determinar el método a utilizar: A celo natural o con agrupamiento de celos. A celo detectado o a tiempo fijo.

 

Tener semi definido el método de acuerdo a: Si es personal propio o contratado; lugar donde realizarlo, infraestructura disponible, potreros cercano a los corrales con disponibilidad en cantidad y calidad de alimento para todo el período de IA; estado de los corrales, manga y casilla de operar. Estado de identificación de los animales. Combinar fecha con el prestador. Clasificación y cuantificación estimativa de los vientres. Determinar las fechas aproximadas. Padres y materiales a utilizar, prever la adquisición del semen con tiempo.

 

Servicio Natural: en muchos establecimientos, a fin de simplificar el manejo, juntan todos los vientres preñados (incluso las categorías) en uno o pocos rodeos. Pero se deberán volver a clasificar para el servicio. Si no se hizo antes del inicio de la parición (es lo conveniente) deberá realizarse lo antes posible.


Las vaquillonas y vacas secas de 2º oportunidad (si las hubiera) pueden juntarse, aunque sanitariamente no es lo recomendado, por cuanto las vaquillonas vírgenes es lógico pensar que son totalmente sanas, no así las vacas de 2º, que pueden ser portadoras de alguna enfermedad no detectada (venéreas o virus) y transmitirlas.

 

Vacas de 1er. servicio con ternero al pie, también es conveniente separar en lote aparte, dado el diferente requerimiento nutricional.

 

Toros: a esta altura del año ya debiera estar hecho el control de aptitud reproductiva, descarte de los toros no aptos y necesidad de reposición. El control sanitario, que permita corregir o realizar los tratamientos necesarios (enfermedades venéreas), tanto de los toros como en el rodeo. Definida y cubierta la cantidad y tipo de toros, caso contrario hacerlo inmediatamente, ya no quedan por delante muchas posibilidades comerciales de adquirir toros.

 

Otros puntos que son importantes: Condición Corporal: es habitual que en esta época vienen de un largo período de descanso, donde el productor suele haberlos puesto en algún lugar donde no molesten y se la rebusquen como puedan, encontrando situaciones diversas, desde animales excedidos de gordura (por la inactividad) o faltos de estado. Los dos extremos son malos. Lo más común es que estén con baja CC, dada la importancia del rol en servicio y la cantidad, es conveniente empezar a suplementar con grano (preferentemente maíz). Hacer estudio coproparasitológico de endoparásitos y desparasitar en consecuencia y aplicar vía parenteral un shock de vitaminas ADE.

 

Ver si hay que corregir pezuñas, que puedan traer problemas de aplomos en el servicio. Ya sea por exceso de crecimiento, desgaste desparejo de pezuñas, etc. No conviene hacerlo al inicio del servicio ya que requiere la readaptación fisiológica al cambio de aplomo.

 

Revisar prepucios, es común encontrar pequeñas o insignificantes lesiones ocasionadas por ramas, pastos duros, etc., que si no se curan totalmente antes del servicio, son consecuencia más severas que concluyen con prolapso o fimosis prepucial e inutilización transitoria o permanente.

 

Debemos volver a prestar atención continuamente, al estado y mantenimiento de manera que estén 100 % aptos al inicio del servicio.

 

Categoría de vientres a entorar: en parte este tema ya fue desarrollado en el punto anterior. Otro tema a considerar, es prever que en la vaquillona y vacas secas se debiera iniciar el servicio un mes antes. Por lo que también debe preverse la realización, lo antes posible, de la selección por tipo, palpación pre servicio de grado de desarrollo reproductivo, área pélvica. Qué toros serán destinados a esta categoría.

 

También ya fue tratada la importancia de la cantidad y calidad de alimento para las vacas de 1er. servicio con cría al pie.

 

Tamaño de los rodeos: es común ver establecimientos que mantienen durante el servicio rodeos muy numerosos, sin importar las categorías. Hay que prever rodeos de entre 400 a 500 vientres como máximo (si son vientres con cría al pie, reducir más aún, máximo 400 vientres).

 

Si por limitaciones de infraestructura se debe tener rodeos más numerosos, será conveniente aumentar uno o dos puntos el porcentaje de toros en servicio.

Hay que condicionar también el tamaño de los rodeos a la superficie del potrero, características de su relieve, disponibilidad y distancia de las aguadas.

 

Selección de vientres: también fue tratado antes, hacerlo con suficiente antelación al servicio a fin que se reordene el grupo social.

 

Por otro lado, se puede alivianar el campo con la venta de aquellas vaquillonas que no alcanzarán desarrollo para servicio, ir separando todos los vientres preñados fallidos, es decir, que parieron prematuramente o abortaron, se les murió la cría, o con problema para criar el ternero.

 

Separar la vacas CUT (Cría Ultimo Ternero), son las que resultaron preñadas en el servicio anterior y que por algún motivo se deben descartar, quedando en el establecimiento para que paran y críen el ternero, pero no se les deberá dar servicio nuevamente.

Clasificar por tipo racial y conformación, a fin de colocarlas con el tipo de toro más conveniente.

 

Tipo de alimentación en calidad y cantidad: en relación a los puntos descriptos antes, a fin de planificar las medidas a tomar, acorde al tipo de servicio, categorías, cantidad de animales, porcentaje de toros. Implementación de tipos de destete no convencionales. Necesidad de compra de forraje o suplemento concentrado (situaciones extremas).

 

El tipo de servicio a implementarse (natural o IA) estará condicionado por los puntos: Características de los potreros e Infraestructura acorde al tipo de servicio.


Fuente: El Tribuno Campo

Ganadería | Gonzalo Poodts
< Volver

 

 

Todos los derechos reservados - AgroNoa - Copyright © 2006 - Diseño: BarNews Reseach Group