Noticias del Sector
  Agricultura
  Ganadería
  Producciones Alternativas
  Agroindustria
  Clima
  Indicadores
  Agenda

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
< Volver
FUERTE Y SANO DESDE EL ARRANQUE 29-06-20
 

Para tener una cosecha exitosa es necesario cuidar la formación de la planta desde almacigo.

“En el campo tenemos que ser cada día más eficientes para seguir creciendo. En este sentido, lo que venimos haciendo con los productores tabacaleros es, desde la formación del plantín -ya sea en un almácigo convencional, en bandeja apoyada o almacigo -, buscar una planta fuerte y equilibrada dentro de su formación”, afirma Santiago Arias, asesor técnico de Stoller Argentina para Salta y Jujuy, y explica que se necesita tener muy en cuenta la parte radicular y la formación de todos los principios de los vasos vasculares que se van haciendo en la planta para que después, en el campo, exprese su máximo potencial. 


“Cuando vemos una plantación que está buena por arriba, lo primero que hacemos es mirar las raíces y son sanas. Cuando vemos una plantación que no viene bien, las raíces no concuerdan con lo que el cultivo necesita. En todo momento, y principalmente en el tabaco, lo que hacemos es cultivar la raíz y esta se va a expresar en la parte de arriba de la planta y en los órganos de cosecha que, en este caso, son las hojas”, describe.


Jerry Stoller, fisiólogo fundador de la compañía que lleva su apellido, sostenía que “la raíz es el cerebro de la planta”; por lo cual, si se tienen buenas raíces, siempre se tendrán buenos cultivos. 


En tabaco, el objetivo de Stoller apunta a un muy buen crecimiento radicular desde el plantín hasta el trasplante y, en el trasplante, un rápido crecimiento de la planta, pero siempre en forma equilibrada. “Stimulate es una herramienta que nos ayuda mucho a lograr ese objetivo”, aconseja Arias y detalla que se trata de un biorregulador que contiene las tres hormonas de crecimiento -auxinas, citoquininas y giberelinas- que son las que hacen “que se den todos los disparos fisiológicos y de mensajes de lo que la planta debe hacer”.


El técnico recomienda la aplicación de Stimulate desde los almácigos y hace mucho hincapié en acompañarlo con calcio y boro, porque permitirá la formación de las paredes celulares y la constitución del plantín en un inicio.


“Este producto estimula el crecimiento y dependiendo en qué momento se lo utiliza y cómo lo utiliza, serán los objetivos que uno va persiguiendo en forma fisiológica o agronómica en la planta. En tabaco empezamos aplicándolo con regaderas o por arriba del plantín, para que se concentre en el pilón en la zona radicular y le proporcione a la planta mayor sistema radicular en forma equilibrada. Stimulate balancea la planta”, asegura Arias.


Más kilos


Arias comenta que, en términos relativos y en promedio en todos los cultivos (Stimulate se utiliza en distintos cultivos), hay muchos datos que señalan que el uso del producto se refleja en un aumento de la productividad del orden del 3 al 12 %, pero que depende, particularmente en el tabaco, del sinnúmero de variables que juegan en el cultivo desde que se lo inicia hasta la cosecha. 


Frente a la complejidad que presentan las variables que influyen en el resultado final de un cultivo, Arias destaca el apoyo de Stoller al productor, ya que “ayuda a llevar el manejo de la planta”. “Es muy difícil atribuirle solo a la aplicación de un producto el éxito de un cultivo, requiere muchos factores: genética, clima y manejo. Nosotros estamos en la parte del manejo. Aprendemos mucho de los productores porque trabajamos en forma conjunta y el productor es cada vez más técnico y busca la excelencia”, dice. 


En tabaco, Stoller también cuenta con Bio Forge, que trabaja básicamente regulando el estrés de la planta y es recomendado especialmente para almácigos de bandeja apoyada, en los cuales los platines tiene un poco más de estrés que en otros tipos de almácigos. “Bio Forge es una herramienta que ayuda mucho al manejo de ese tipo de almácigos y su expresión en el campo. En la etapa de almácigo y trasplante lo usamos para revertir situaciones adversas, ya sea de un estrés por fitotoxicidad o por estrés climático. Se puede trabajar vía foliar y vía radicular”, comenta Arias.


“No depende solo de una herramienta o producto, sino que parte de los conceptos de manejo y de la suma de factores, que llegues a una buena cosecha”, concluye Arias.


Por: Belisario Saravia Olmos


Fuente: El Tribuno Campo

Agricultura | Tabaco
< Volver

 

 

Todos los derechos reservados - AgroNoa - Copyright © 2006 - Diseño: BarNews Reseach Group