Noticias del Sector
  Agricultura
  Ganadería
  Producciones Alternativas
  Agroindustria
  Clima
  Indicadores
  Agenda

 
 
 
 
 
 
 
 
 
< Volver
UN “CISNE NEGRO” PARA LAS EXPORTACIONES A CHINA 10-02-20
 

Se prevé una fuerte caída del consumo por el brote de Coronavirus en el gigante asiático, que concentra el 70% de las exportaciones de carne argentina.

En una columna de opinión publicada por el diario la Voz del Interior, el analista de mercados ganaderos Ignacio Iriarte advirtió que el Coronavirus puede convertirse en un “cisne negro para las exportaciones (argentinas de carne) a China”.


“Igual que en las crisis sanitarias anteriores (Sars, por ejemplo) se descuenta que la aparición del Coronavirus afectará la economía china, cuyo crecimiento venía desacelerándose, y que empezaba a mostrar los daños infligidos por la guerra comercial con Estados Unidos” explicó.


La opinión de Ignacio Iriarte


Casi 3 meses después de haberse desatado una caída de entre 60% y 70% en los nuevos negocios y una baja del 30% en los precios, parecía que el mercado de importación de carne vacuna de China comenzaba a estabilizarse. Pero apareció un nuevo cisne negro: la crisis del Coronavirus.


La suerte del mercado de la carne estaba jugada al éxito de las ventas para los festejos del Año Nuevo Lunar Chino (25 de enero) que moviliza a cientos de millones de personas en toda Asia, quienes festejan y comen durante un período que va de 5 a 10 días. Por eso, se acumularon para estas fiestas cientos de miles de toneladas de carne de cerdo y vacuna.


Igual que en las crisis sanitarias anteriores (Sars, por ejemplo) se descuenta que la aparición del Coronavirus afectará la economía china, cuyo crecimiento venía desacelerándose, y que empezaba a mostrar los daños infligidos por la guerra comercial con Estados Unidos. Es probable una caída en la demanda china por materias primas y alimentos (petróleo, minerales, carnes, granos) además del fuerte impacto que tiene sobre el nivel de actividad económica el hecho que millones de personas no puedan o no quieran trasladarse, viajar, trabajar o consumir.


La gente, por miedo y por los consejos de las autoridades, sale lo menos posible a la calle, deja de concurrir a lugares públicos, deja de viajar y de reunirse para festejar el Año Nuevo. Si no hay prolongados festejos y comidas con parientes a los que se ve sólo una vez al año, si se reducen al mínimo las salidas, ¿cómo se podrían vender y reducir así los enormes volúmenes de carne acumulados para este evento?

Ganadería | Comercio Exterior
< Volver

 

 

Todos los derechos reservados - AgroNoa - Copyright © 2006 - Diseño: BarNews Reseach Group