Noticias del Sector
  Agricultura
  Ganadería
  Producciones Alternativas
  Agroindustria
  Clima
  Indicadores
  Agenda

 
 
 
 
 
 
 
 
 
< Volver
SON OBLIGATORIAS LAS BPA PARA PRODUCIR Y COMERCIAR FRUTAS 15-01-20
 

El pasado 2 de entró en vigencia en todo el país la obligatoriedad de la buenas prácticas agrícolas para la producción frutícola.

Las buenas prácticas agrícolas (BPA) en la producción primaria (cultivo-cosecha) de frutas y en su almacenamiento hasta su comercialización, dentro del establecimiento productivo, ya son una realidad en Argentina. El pasado 2 de enero entró en vigencia la Resolución Conjunta 5/2018 de las secretarías Regulación y Gestión Sanitaria, y Alimentos y Bioeconomía, que incluyó en el Código Alimentario Argentino (CAA) la obligatoriedad de las BPA para la fruticultura, la que se extenderá a hortalizas desde el 4 de enero de 2021.


Durante 2019, profesionales del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) recorrieron el país capacitando a productores sobre la actualización de las BPA según la normativa vigente. Personal de la Dirección de Inocuidad y Calidad de Productos de Origen Vegetal (Dicpov) visitó los Centros Regionales para difundir esta resolución que establece los requisitos mínimos de higiene e inocuidad que se exigen para el cumplimiento de las BPA. 


En las reuniones se trabajó articuladamente con organismos nacionales, provinciales y municipales, las universidades; y las capacitaciones se canalizaron a través de asociaciones, cámaras y cooperativas de productores de todo el país. Desde el Senasa destacaron la “aceptación, buena predisposición y colaboración” a lo largo de las capacitaciones y talleres realizados. 


Alejandro Fernández, director Nacional de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria, señaló: “La aplicación de las BPA en pequeños productores es fundamental, porque con su trabajo abastecen de alimentos a grandes zonas urbanas. De esta manera promovemos la obtención de productos sanos, inocuos y de calidad; además de generar conciencia y cuidado por el ambiente y la salud de los productores y sus familias”.


El sector frutihortícola es el que más pequeños productores engloba y es el responsable de contribuir con alrededor del 30 % del abastecimiento de frutas y verduras que se consumen en la Argentina. Para el Senasa, los pequeños productores intervienen en forma directa en la producción -aportando al trabajo físico y la gestión productiva-; no contratan mano de obra permanente; y cuentan con limitaciones de tierra, capital y tecnología.


Las BPA


“Son acciones orientadas a la sostenibilidad ambiental, económica y social de los procesos productivos agropecuarios, garantizan la calidad e inocuidad de los alimentos y también de los productos no alimenticios”, explica Gabriel Amura desde la Dicpov del Senasa, y agrega que consisten en la aplicación del conocimiento disponible a la utilización sostenible de los recursos naturales básicos para la producción, en forma benévola, de productos agrícolas alimentarios y no alimentarios, inocuos y saludables, a la vez que se procura la viabilidad económica y la estabilidad social.


El Senasa, INTA y Ministerio de Agricultura de la Nación elaboraron el “Manual de buenas prácticas agrícolas” en el que se detallan los siete puntos que son de implementación obligatoria para la producción y comercialización de frutas. 


- Documentación obligatoria – trazabilidad


* Los productores deben cumplir con la inscripción en el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (Renspa).


* Los productores deberán identificar los alimentos frutihortícolas producidos, empleando etiqueta/rótulo, consignándose los datos previstos en la normativa vigente.


* Los productores deberán trasladar los productos frutihortícolas producidos, empleando el Documento de Tránsito Sanitario Vegetal (DTV), cuando las autoridades sanitarias lo exijan, previsto en normativa vigente.


- Productos fitosanitarios


* Los productores deberán cumplir con las recomendaciones y las restricciones de uso, indicadas en el marbete/etiqueta y registrar la aplicación. Sólo deberán utilizar productos fitosanitarios autorizados por el Senasa, en sus envases originales y para los cultivos permitidos.


* Los productos fitosanitarios se deben almacenar en un depósito específico, cerrado con llave, separado de otros enseres y aislado de lugares donde se produce el cultivo o donde se manipula y/o conserva el producto cosechado, a fin de evitar la posibilidad de contaminación. El depósito debe estar bien ventilado e iluminado con luz natural y artificial, debidamente señalizado con carteles de advertencia.


- Agua


* Los productores deberán implementar medidas eficaces que garanticen que el agua a ser utilizada en la explotación cumpla con los requisitos establecidos en el CAA para higiene y consumo de personal, y para el agua de uso agrícola deberán cumplir con la Resolución ex Sagpya 71/99 inciso 4.3.4. Además, deberán realizar análisis fisicoquímicos y microbiológicos del agua utilizada para higiene y consumo.


* Se debe realizar un uso eficiente, seguro y racional del agua de uso agrícola.


- Manipulación


* En la manipulación de las hortalizas y frutas al momento de la cosecha, acondicionamiento y empaque en el predio, es fundamental cumplir con las pautas de higiene básicas, principalmente el lavado adecuado de las manos de todos los operarios (manipuladores).


* El lavado de manos deberá realizarse antes de comenzar a trabajar y después del uso de las instalaciones sanitarias, con agua potable y elementos adecuados para la limpieza de manos. En el caso que no se cuente con agua potable, los manipuladores deberán utilizar “agua tratada” por alguno de los siguientes métodos: hervido, clarificación o cloración.


- Animales


* Se deberá impedir el ingreso de animales a las áreas cultivadas y a las zonas de manipulación de producto cosechado.


* Deberá impedirse el ingreso de animales domésticos, de granja y otros animales de trabajo (que no estén cumpliendo actividades), a través prácticas que eviten su entrada, proliferación y acercamiento. En el caso de los animales de trabajo que se utilicen para otras tareas deberán estar sanos, vacunados y desparasitados.


- Uso de fertilizantes orgánicos y enmiendas:


* Los fertilizantes orgánicos, enmiendas y sustratos adquiridos a terceros utilizados en las actividades de producción primaria contempladas en la presente, deben estar registrados en el Senasa.


* Los fertilizantes orgánicos y/o enmiendas orgánicas producidos por el responsable de la producción primaria, deben someterse a tratamiento, compostado u otros que minimicen el riesgo sanitario.


* Se prohíbe expresamente la utilización de residuos provenientes de sistemas cloacales y pozos sépticos, como enmiendas orgánicas, así como el uso de enmiendas orgánicas sin tratamiento.


- Responsable técnico


* Deberá contar con la asistencia de un técnico / profesional, para asesorar en la implementación de las BPA, capacitado en la temática a través de personal de organismos nacionales, provinciales, municipales, universidades, escuelas agrotécnicas, Programa Cambio Rural y otros programas relacionados, organismos descentralizados, profesionales independientes y entidades privadas reconocidas.


Por: Belisario Saravia Olmos


Fuente: El Tribuno Campo


 

Agricultura | Buenas prácticas agrícolas
< Volver

 

 

Todos los derechos reservados - AgroNoa - Copyright © 2006 - Diseño: BarNews Reseach Group