Noticias del Sector
  Agricultura
  Ganadería
  Producciones Alternativas
  Agroindustria
  Clima
  Indicadores
  Agenda

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
< Volver
POLINIZADORES, SUSTENTABILIDAD Y PRODUCTIVIDAD 02-12-19
 

Syngenta, AGD e investigadores del Conicet, mostraron resultados de la influencia de los polinizadores en el aumento de la producción de maní.

“Aumentar el número de polinizadores en paisajes agrícolas junto a los cultivos de producción, mediante la delimitación de áreas reservadas para el crecimiento de la vegetación nativa de forma espontánea en los laterales de los lotes y en otras áreas marginales de los campos”, es el objetivo del Proyecto Paisajes Multifuncionales de Syngenta, a través del cual ejercita su compromiso con el medio ambiente.


Desde la compañía, señalan que los beneficios de los paisajes multifuncionales para la biodiversidad son el aumento de las poblaciones de polinizadores, la creación de un hábitat para pequeños mamíferos y aves y la contribución a la reducción de la erosión del suelo. En tanto que la producción agrícola se ve beneficiada con la mejora los rendimientos de los cultivos y su calidad, el aumento de la biodiversidad en los campos y la sustentabilidad de los cultivos y la reducción de los costos asociados a servicios de polinización.


El Proyecto Paisajes Multifuncionales comienza a mostrar resultados concretos, tal es el caso del establecimiento El Manantial de Aceitera General Deheza (AGD), ubicado en las cercanías de la localidad cordobesa de La Carlota, que abrió sus tranqueras para exhibir los avances del programa, que lleva tres años de implementación, que promueve Syngenta y que cuenta con la colaboración AGD y de investigadores del Conicet.


El Manantial posee cerca de 8.000 hectáreas en las que se cultiva maíz, soja, trigo y maní; y cuenta con certificación RTRS (producción de soja responsable) y, desde 2016, son proveedores sustentables de maní de Unilever; y en las áreas no utilizadas del establecimiento se maneja la vegetación nativa y naturalizada con el propósito de proveer hábitat y fuente de alimento a la vida silvestre. Para la creación de estos espacios se utilizan caminos, franjas junto a los márgenes de los lotes, esquinas de lotes, bordes de curso de agua, áreas cercanas al casco o bosques y montes de la zona.


“Esta estrategia tiene cuantiosos beneficios para la agricultura, entre ellos: aumenta la población de polinizadores, contribuye a la regulación de las plagas, aporta herramientas para el manejo de malezas resistentes, crea un hábitat para pequeños mamíferos y aves, contribuye a la reducción de la erosión de los suelos, ayuda a proteger valiosos recursos hídricos, mejora el rendimiento de los cultivos dependientes de los polinizadores y su calidad y rentabilidad, y reduce costos asociados a servicios de polinización”, explicó Guillermo Delgado, jefe de Negocios Responsables y Sustentables de Syngenta para Latinoamérica Sur.


Delgado destacó que la intensificación de la agricultura conlleva a la homogenización del paisaje, la reducción de hábitats, la disminución de la biodiversidad y la pérdida de servicios ecosistémicos, razón por la cual es estratégica la implementación de los paisajes multifuncionales para mantener y crear en los campos “fuentes de biodiversidad” que reviertan o morigeren los impactos de la agricultura intensiva. 


En este sentido, Julio Protti, responsable de producción de campos propios de AGD, afirmó: “Hoy en día es clave mantener o incrementar la biodiversidad en los lotes, producir bajo un régimen de intensificación ecológica, planificar el paisaje del agroecosistema a escala de lotes, pero también a escala regional”. Además, señaló que sumarse al proyecto de Syngenta generó un cambio de paradigma en la producción de la empresa.


“Es importante variar el paisaje, variar las flores, siempre produciendo, intensificando el sistema, pero manteniendo la salud del suelo y la diversidad de la zona. En El Manantial tenemos el 100% de suelo vivo todo el año. Es un cambio cultural importante. Preservamos el agua mediante cultivos de cobertura (centeno y vicia) y, desde hace 15 años, tenemos una política de rotación de cultivo incluyendo al maní en el sistema agrícola sustentable”, describió Protti, y comentó que comenzaron a utilizar cultivos de servicio hace 5 años, lo que permitió, con vicia, lograr una importante fijación de nitrógeno en el suelo y producción de materia seca en un momento donde el agua tiende a evaporarse. “Realizamos siembra aérea de estos cultivos para el control de malezas. Disminuimos la utilización de productos fitosanitarios y el único momento en que hacemos un barbecho químico es para desecar el centeno”, dijo.


En uno de los lotes visitados, Protti explicó la transformación de un espacio que tenía varios focos de desertificación por la presión agrícola y que, luego de 3 años, luce completamente distinto. “Un lote donde el año pasado hicimos maíz y luego de la vicia, volveremos a sembrar maíz. En este establecimiento ahora estamos sembrando sojas convencionales, hemos reducido la utilización de insecticidas y avanzamos en la generación de nuevos conocimientos, a tal punto que muchas veces los asesores tienen la capacidad de medir plaga, pero no tenemos la capacidad de medir los enemigos naturales que contrarrestan esa plaga objetivo. Producir preservando la biodiversidad nos invita a un cambio cultural muy valioso”, afirmó.


Más maní


El investigador Leonardo Galetto, miembro de Conicet y uno de los profesionales a cargo de monitorear el proyecto, se refirió a las variaciones en el rendimiento del maní considerando el efecto de los polinizadores y el manejo sustentable. “En este establecimiento, luego de 3 años de trabajo, constatamos una gran diversidad de plantas: 30 familias botánicas, 85 géneros y más de 100 especies (57 nativas)”, apuntó.


Luego, agregó: “Este año nos propusimos evaluar el efecto de los polinizadores sobre el rendimiento en maní en lotes con manejo sustentable (polen, cantidad y calidad de semillas y aceites producidos), siendo que la planta de maní tiene flores que se auto polinizan. Para lograr una medición correcta realizamos un experimento a campo en parcelas de plantas aisladas de polinizadores, para luego compararlas con parcelas expuestas. La primera conclusión arrojó que las plantas que estuvieron aisladas completamente de los polinizadores produjeron un 25% menos que las expuestas”.


“Cuando no están los polinizadores cae la cantidad de polen y la producción potencial del cultivos. Por lo cual, el manejo a través del diseño del paisaje tiene la posibilidad de aumentar producción potencial en el maní. Entonces, recomendamos los paisajes funcionales en el cultivo de maní -ya que está comprobado que funcionan-, complementado con un manejo sustentable con cobertura invernal, para controlar potenciales malezas problema, y conceptualizando a la biodiversidad como un insumo agrícola”, concluyó el investigador del Conicet.


Alcance mundial


El proyecto de Paisajes Multifuncionales de Syngenta se implementa en Argentina, Uruguay, Paraguay y Chile. Mientras en el mundo, bajo el nombre “Operation Pollinator”, se desarrolla en más de 13 países”.


Más información sobre Paisajes Multifuncionales de Syngenta: www.polinizadores.com


Por: Belisario Saravia Olmos


Fuente: El Tribuno Campo


 

Agricultura | Producción sustentable
< Volver

 

 

Todos los derechos reservados - AgroNoa - Copyright © 2006 - Diseño: BarNews Reseach Group