Noticias del Sector
  Agricultura
  Ganadería
  Producciones Alternativas
  Agroindustria
  Clima
  Indicadores
  Agenda

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
< Volver
“MUCHAS VECES SE DA SOLO UNA VERSIÓN DE LA HISTORIA, TENEMOS QUE ASEGURAR QUE SE DEN LAS DOS” 04-11-19
 

Fabián Quiroga, flamante presidente de la Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (Casafe), conversó con El Tribuno Campo sobre los desafíos de la cámara para el periodo 2019/2021.

La Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (Casafe) renovó autoridades y nombró a Fabián Quiroga como su presidente hasta 2021, en reemplazo de Gustavo Portis (Director Regional de Basf). Quiroga, ingeniero agrónomo, se desempeña como Director de Marketing CP para Latinoamérica Sur en Syngenta, donde lideró en Brasil diferentes unidades de negocios y se desempeñó como gerente global de productos en Suiza.


¿Se podría decir que uno de los principales desafíos de Casafe en la actualidad es construir y consolidar un vínculo entre lo urbano y lo rural?


Sí, me parece que tenemos que hacer un foco mucho más fuerte en el diálogo y los acuerdos, en dialogar con la sociedad, en trabajar para cambiar nuestra imagen en la opinión pública. Los pilares centrales serán acelerar lo que Casafe vino haciendo hasta ahora. Tenemos que estar mucho más cerca de la sociedad, para atender sus reclamos y necesidades, que son justos, pero a veces basados en fundamentos que no tienen ciencia atrás. Tenemos que ir con ciencia y argumentar y contraargumentar la opinión que hay formada en la sociedad, que está un poco distorsionada de la realidad que ocurre en el campo argentino.


Para mí el diálogo interinstitucional es fundamental, también lo es la gestión sustentable que venimos haciendo hasta ahora, reforzando las buenas prácticas agrícolas, y trabajar con la opinión pública para ser referentes y dar transparencia a la sociedad respecto de qué hacemos, de qué se trata nuestro negocio, del valor que genera. En estos últimos cuatro años se ha generado mucho valor en cuanto al crecimiento de lo que el agro contribuyó, con la rotación de cultivos y otras cuestiones. Si uno piensa que crecimos casi 50 millones de toneladas en cuatro años, el próximo gobierno lo tiene que saber proteger y lo debe tener en prioridad en la agenda, porque es mucha contribución al sector público.


Menciona una cuestión fundamental al momento de dialogar o sostener una discusión: que las argumentaciones tengan un respaldo científico. Sino las afirmaciones se tiñen de sesgos ideológicos, se hacen sin base científica o datos sólidos y se dificulta la comunicación entre las partes…


Debemos trabajar mucho en la educación, en educar sectores importantes de la sociedad. Muchas veces se da solo una versión de la historia y nosotros tenemos que asegurar que se den las dos versiones, sobre todo la contribución que nuestro sector que hace al país y que la hizo históricamente. Demostramos que somos un sector pujante, el que contribuye en mayor medida al PBI de Argentina en forma directa e indirecta; así que tenemos que tomarlo desde ese punto de vista, con humildad, escuchando al otro y poniendo ciencia. Escuchar al otro y ponerse en el lugar del otro es fundamental. Desde estas bases tenemos que comenzar a construir algo diferente.


Tal vez sea el momento de tratar de enamorar a la población urbana…


Creo que sí, por eso la transparencia es fundamental, debemos que mostrar lo que hacemos bien y señalar a los que no hacen las cosas bien, esto es algo que en países más desarrollados se hace y no está mal visto; lamentablemente en otros países esto cuesta un poco más por el espíritu corporativo de algunos sectores. Estamos convencidos que debemos ir en esta línea, trabajando en conjunto con las autoridades que regulan y controlan, para que podamos llegar al mejor final; si me imagino dónde quiero estar en dos años, quiero estar con un sector agrícola reconocido, con todos los jugadores del sector -desde la generación de alimentos hasta que llegan a la mesa - altamente reconocidos en la contribución que el agro hace a la sociedad argentina.


Parece clave señalar quien hace las cosas bien y quien mal. El productor es reacio a esto, así que será una discusión y una maduración importante en el sector. 


Totalmente de acuerdo, y ahí la industria y los productores tienen que trabajar muy de la mano. En Brasil, el apoyo que las asociaciones de productores dan a la industria y viceversa, es digno de copiar. Tenemos que trabajar mucho y un camino por recorrer. En los últimos meses estuvimos replanteando la misión, la visión y el planeamiento estratégico de la cámara y hay mucho que hacer en esta materia y lo vamos a hacer.


Usted trabajo en Brasil y Suiza, ¿cómo se manejan en esos países?


El principal diferencial en las sociedades desarrolladas es que nadie tiene miedo en señalar a quienes hacen las cosas mal. Suiza es una sociedad muy regulada, muy reglamentada; hay leyes y reglas para todo, todos las conocen y las respetan, y que el que se sale de su lugar es señalado por su vecino. Son años, es otra cultura, una sociedad diferente y hay muchas cosas positivas que se pueden tomar.


En Brasil, hay que destacar la relación de cuerpo entre toda la cadena del agro, productores, industria, influenciadores, periodistas especializados, etc. Hay mucho para aprender, aplicar y para trabar como un sector muy importante para la Argentina. 


También hay que trabajar mucho en el agregado de valor de nuestro sector para salir un poco de los commodities y no estar tan expuestos a los vaivenes de los mercados.


Por: Belisario Saravia Olmos


Fuente: El Tribuno Campo

Noticias del Sector | Casafe
< Volver

 

 

Todos los derechos reservados - AgroNoa - Copyright © 2006 - Diseño: BarNews Reseach Group