Noticias del Sector
  Agricultura
  Ganadería
  Producciones Alternativas
  Agroindustria
  Clima
  Indicadores
  Agenda

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
< Volver
POTENCIAL PRODUCTIVO DE LOS SISTEMAS BOVINOS DEL CHACO SALTEÑO 15-10-19
 

Un estudio del IIACS y la EEA INTA Salta confirma oportunidades para el incremento del stock y la producción de carne en la región.

La creciente demanda mundial de carnes y la apertura de nuevos mercados motorizan un escenario favorable para la ganadería argentina. En Salta el stock bovino aumentó alrededor del 30% en los últimos 3 años y cuenta con aproximadamente 1,5 millones de cabezas, siendo la segunda provincia del NOA en cantidad de cabezas.

Si bien esto resulta alentador, los desafíos productivos siguen siendo los mismos que hace décadas: aumentar el porcentaje de destete, eficientizar el uso de los recursos forrajeros y, desde luego, mejorar la producción de carne regional.

El Chaco Salteño, es la región donde los sistemas productivos de carne se concentran en la provincia. Pero alberga alrededor de 5 millones de hectáreas con bosque, razón por la cual las tensiones entre los sectores de la producción y de la conservación se incrementaron en las últimas décadas. Este escenario actual plantea, entonces, el desafío de intensificar y aumentar la producción (en sistemas establecidos en superficies ya desmontadas) y desarrollar nuevos planteos en áreas con presencia del bosque nativo.

La intensificación de los sistemas propone una mejora y aumento de la provisión de alimentos a nivel global y, al mismo tiempo, una reducción de la expansión agropecuaria hacia ecosistemas naturales.

Al respecto, en un trabajo de investigación, el Instituto de Investigación Animal del Chaco Semiárido (IIACS) y la Experimental Salta del INTA analizaron y estimaron las diferencias entre la producción actual y la producción potencial (y posible), es decir la brecha productiva de los sistemas ganaderos pastoriles de la región.

Resultados

La investigación confirmó que el sistema predominante en la región es el de cría con el 54% de la superficie y el 55% del stock de cabezas mientras que el de ciclo completo y el de engorde representan el 36% y 10% de la superficie, respectivamente. Los sistemas de cría predominantes están instalados en paisajes mixtos, representando el 32,5% de la superficie y el 41,5% del stock mientras que la ganadería en bosques (puestos y sistemas silvopastoriles) representa el 23% de área y el 14% del stock.

Además, a partir de la simulación -considerando 30 años de datos de clima y 4 escenarios de cría y recría de vaquillonas para reposición- la investigación reveló que aplicando el conocimiento y la tecnología adecuada y ya probada en la región (estacionamiento del servicio, destete estratégico, ajuste de la carga animal, suplementación estratégica de la recría) es posible triplicar la producción de carne con los mismos recursos forrajeros y disminuir la superficie utilizada.

Frente a los datos obtenidos en su estudio de simulación, el Instituto de Investigación Animal del Chaco Semiárido y la Experimental Salta del INTA concluyeron que, aplicando estrategias de manejo disponibles, en el Chaco Salteño existen concretas oportunidades para el incremento del stock animal y la producción de carne.


Por: Ing. José Nasca (IIACS), Ing. Pedro ernández


(IIACS), Ing. Marcela Martínez (INTA Salta)


Fuente: El Tribuno Campo

Ganadería | Investigación
< Volver

 

 

Todos los derechos reservados - AgroNoa - Copyright © 2006 - Diseño: BarNews Reseach Group