Noticias del Sector
  Agricultura
  Ganadería
  Producciones Alternativas
  Agroindustria
  Clima
  Indicadores
  Agenda

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
< Volver
ADMITEN CAÍDAS EN LAS EXPORTACIONES 06-10-08
 

Por la crisis internacional, disminuyeron los envíos al exterior y se frenaron contratos. Ya se registran despidos y suspensiones.

Detrás de la retórica oficial con elogios a la solidez de la economía, el derrumbe de los mercados, el alza del riesgo país y la caída en los precios de las commodities, un hecho concreto comienza a cobrar fuerza en medio del vendaval desatado por la crisis financiera internacional: hay empresas argentinas que ya exportan menos y trabajadores que pierden sus empleos en economías regionales.

 

No es un fenómeno extendido en todo el mapa empresario local -de hecho, hay compañías que aún no registran impacto alguno- pero ya comienza a verse en empresas alimentarias, automotrices y algunas empresas del sector informático.

 

La crisis golpeó con fuerza los frigoríficos. Según Mario Ravettino, presidente del consorcio de exportadores de carne ABC, “se suspendieron compras y se están negociando a la baja los contratos existentes. Los rusos, que compran carne para industrializar, con un valor de 3600 dólares, frenaron las compras”. En tanto, los europeos, que compran cortes de primera calidad (lomo, cuadril y bife angosto), negociaron bajas de entre 20 y 25 por ciento”. En los cortes de calidad, dentro de la cuota Hilton, los precios cayeron de 21 a 13 mil dólares la tonelada en el año.

 

“Por el momento estamos analizando la situación. Hay algunas empresas que van a reducir faena y tomarán otras medidas”, sostuvo Ravettino, que agregó que “la tendencia a la baja de los precios se va a sostener”.

 

Arcor, la principal multinacional alimentaria argentina, prevé cerrar este año con una caída del 12% respecto del año anterior en su volumen de exportaciones, según confirmó su vocero, Adrián Kaufmann Brea. Entre los factores que incidieron en esa disminución, el ejecutivo mencionó “la merma en las ventas a Estados Unidos, que comenzó a consumir menos y es nuestro principal mercado”. En la industria alimentaria sobrevuela otra preocupación: el panorama empeoró para algunos no sólo por la crisis norteamericana, sino también por la pérdida de competitividad del último tiempo debida a los aumentos de costos.

 

La industria maderera está en crisis: en Misiones y Corrientes hay menos trabajo, más suspensiones e incluso despidos por la caída en las exportaciones. La mayoría de la producción se coloca en Europa o Estados Unidos. Entre las empresas más afectadas figuran Fingerjoint, que cerró y dejó en la calle a 120 personas. El complejo Tapebicuá, un aserradero que opera en Virasoro, Corrientes, despidió a 240 obreros. Cristián Lamiaux, presidente de la Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones, dijo que “a la crisis internacional se agrega una caída de las ventas internas, consecuencia de la disminución de obras de viviendas públicas construidas con aportes del Fonavi”.

 

La situación internacional dio también un golpe de revés al sector informático, uno de los más dinámicos durante los últimos años. Miguel Calello, presidente de la Cámara del Software y Servicios Informáticos, admitió que ya “se empiezan a advertir situaciones de suspensión en las decisiones de negocios”. Los clientes en el exterior deciden esperar para ver lo que sucede. “Si la crisis se profundiza vamos a ver contratos cancelados”, advirtió el directivo.

 

“Hay varios casos que estaban en instancia de cierre de contratos en Estados Unidos y fueron postergados. ¿Cómo seguirá esto? Es cuestión de días o semanas. Hay que ver como evoluciona la situación. Desde acá tenemos que ir tomando recaudos para atender la situación. Ya tenemos buena gimnasia en el tema”, señaló.

 

Globant, la mayor exportadora de servicios informáticos -85% de su negocio está en Estados Unidos- no registró un gran impacto en sus exportaciones, pero su CEO, Martín Migoya, reconoció que los “clientes del sistema financiero están demorando la toma de decisiones a la hora de cerrar los contratos. Están pidiendo cosas más chicas y todo es más lento”.

 

Ricardo Viaggio, director de Indra, señaló que “la visión futura nunca puede ser positiva, pero tampoco negativa”. En el sector destacan que “la industria será una de las menos afectadas”. Mario Rouede, managing director de Neoris, dice que “la crisis abre una oportunidad por la necesidad de las empresas por lograr una mejor eficiencia y minimizar sus costos”. Igual opinión compartió María Fernanda Santoro, directora de Marketing del grupo ASSA, quien destacó igualmente que “esto es todo tan inesperado que de alguna forma va a impactar en el sector”.

 

“Nuestra situación es expectante”, comienza Juan Navarro, de Hexacta, otra firma de software. Luego, traza su diagnóstico “el impacto ha sido por ahora nulo o marginalmente positivo. Se ha caído algún proyecto, pero otros han surgido. Pero si Estados Unidos sufre una suerte de 2001, lo vamos a sufrir, totalmente”.

 

El mercado vitivinícola salvó los envíos de este año, pero está ante un escenario de incertidumbre para principios de 2009. En el sector el grueso de las exportaciones a Estados Unidos y Europa se concentra en los meses previos a las fiestas de fin de año. “El 40% de las exportaciones se hace entre agosto y septiembre, y hasta ahora eso sigue saliendo. Acá la pregunta es qué va a pasar a fin de año, si el consumo es menor, vamos a tener problemas. No vamos a exportar más, pero no sabemos cuánto menos”, dijo Juan José Canay, presidente de Bodegas de Argentina.

 

Fuente: La Nación

Noticias del Sector | Exportaciones
< Volver

 

 

Todos los derechos reservados - AgroNoa - Copyright © 2006 - Diseño: BarNews Reseach Group