Noticias del Sector
  Agricultura
  Ganadería
  Producciones Alternativas
  Agroindustria
  Clima
  Indicadores
  Agenda

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
< Volver
LA COVIAR ASEGURÓ QUE LA ACTUAL CRISIS ESTÁ DESTRUYENDO AL SECTOR VITIVINÍCOLA 10-03-19
 

"Necesitamos imperiosamente que el Gobierno Nacional apoye el esfuerzo de la cadena vitivinícola”, puntualizó el titular de la entidad Ángel Leotta.

El presidente de la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR), Ángel Leotta, calificó de “inaguantable” la carga impositiva que sufre el sector, y que la actual crisis lo está destruyendo.


En el tradicional Desayuno donde la entidad presentó la “Visión Estratégica de la Vitivinicultura Argentina”, el dirigente aseguró que “la carga impositiva es inaguantable”, y abogó por “la quita de las retenciones y la vuelta a los anteriores porcentajes de reintegros, es urgente para potenciar el complejo exportador vitivinícola de Argentina”.


El presidente de la Coviar le pidió a los gobernadores, legisladores y funcionarios nacionales el apoyo, y solicitó además la sanción de la ley del uso de jugos naturales en bebidas analcohólicas, estabilidad macro económica, políticas diferenciales para la agroindustria, acuerdos comerciales similares a los que poseen nuestros países competidores.


También exigió financiamiento a largo plazo para aumentar la productividad y eficiencia de los productores, y recursos para la promoción del vino.


Leotta sostuvo que “la crisis que estamos atravesando destruye y destruirá a nuestro sector, con viñedos en ruinas, empresas que no seguirán trabajando, productores que desaparecieron, consumidores que no volverán a buscar nuestros vinos”.


“La crisis que padecemos -agregó- dejará serias huellas en el tejido social productivo e institucional de nuestra vitivinicultura. Nuevamente transitamos por una situación de gravedad con la caída de ventas en el mercado interno, acumulación de stocks, que incide negativamente en el precio de la uva y el vino, y baja la rentabilidad de toda la cadena vitivinícola”.


Analizó el dirigente que “desde que el Plan Estratégico Vitivinícola (PEVI) se puso en marcha en el 2004, el país experimentó cinco recesiones, tuvimos al menos cuatro devaluaciones importantes del dólar, se registraron cotizaciones paralelas de la divisa, la inflación acumulada superó el 2000%, experimentamos un cepo cambiario”.


Y añadió que “la política de reintegros se modificó sucesivamente, entre otras circunstancias de la economía argentina necesitada de seguridad”, asegurando que son factores que no son compatibles con la producción, y enfatizó que “la inseguridad macro económica desalienta a los hombres y mujeres de nuestro campo”.


Analizó que “sin inflación esta misma vitivinicultura no tenía un litro de excedente, y crecían las ventas”, y dijo que a pesar de la crisis “no podemos claudicar por ser la actividad que más mano de obra genera en la región”.


Puntualizó que “a pesar de las dificultades, con la alianza público-privada logramos juntos con el gobierno de Mendoza y el de San Juan que el Poder Ejecutivo redujera los aportes patronales por la vía de un decreto y el mínimo no imponible, que significa para nuestro sector en su conjunto un ahorro en el pago de aportes patronales de 1800 a 2000 millones de pesos por año”.


“También fue posible la eliminación del impuesto interno a los vinos espumantes que se cristalizó tras 14 años de gestiones continuas; la prácticamente erradicación de la Lobesia Botrana (polilla de la vid); el desarrollo del enoturismo y del Vino Argentino Bebida Nacional también son logros, aún en este escenario de crisis, que merecen celebrarse”, destacó.


Leotta arengó a las autoridades nacionales a “destinar el monto equivalente al que recauda COVIAR a través de los aportes de los establecimientos vitivinícolas, para acciones de promoción, integración de productores, e incorporación de tecnología".


 




 



 

Agroindustria | Vtivinicultura
< Volver

 

 

Todos los derechos reservados - AgroNoa - Copyright © 2006 - Diseño: BarNews Reseach Group