Noticias del Sector
  Agricultura
  Ganadería
  Producciones Alternativas
  Agroindustria
  Clima
  Indicadores
  Agenda

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
< Volver
MAYOR FERTILIZACIÓN 03-01-19
 

Impulsado por el trigo y la cebada, el consumo de fertilizantes superó en un 10% el del año pasado y marcó un récord.

La Fundación Fertilizar adelantó datos preliminares sobre el consumo de fertilizantes de este año que arrojan un aumento de entre 4,1 a 4,2 millones de toneladas, que implican de 8% a 10% más que 2017 y superan cómodamente el récord hasta ahora de 3,7 millones de toneladas.


La tracción de esta mejora se relaciona con la recuperación de la humedad en los perfiles, el aumento de la superficie de trigo y otros cereales de invierno (de alrededor de 11%), a la mejora de las dosis y, a un aumento del área de maíz.


El vicepresidente de la entidad, Jorge Bassi, afirmó que las mayores aplicaciones en trigo y la cebada se reflejan “en la muy buena calidad” que están mostrando los cultivos en las regiones donde ya se cosechó, como lo adelantó el INTA Marcos Juárez. Ponderó “el esfuerzo que hicieron los productores” al invertir en fertilización “en un año con muchos factores en contra, dado que muchos de estos productos están dolarizados y que este año la relación insumo-producto estuvo más ajustada que los 2 años anteriores”.


Fertilizar describió que del total de fertilizantes utilizados en 2018, 56% de las ventas correspondieron a los nitrogenados y 36% a fosfatados. El resto, se divide en azufre y los micronutrientes. El 35% de los fertilizantes utilizados son de origen nacional mientras que el resto (65%) es importado, fundamentalmente los fosforados: el fósforo es un mineral que no está disponible en Argentina como el nitrógeno.


Para la entidad, el nivel en que se fertilizó es aún deficitario, ya que harían falta aplicar 5,4 millones de toneladas anuales para comenzar a recuperar la salud de los campos agrícolas. “En el 85% de los suelos hay que reponer fósforo”, graficó Bassi.


En cuanto a la situación por cultivo, resaltó que la soja de segunda es donde “está el mayor punto de fuga” y destacó el escaso aporte de nutrientes que se hace en pasturas.


Por: Gabriel Quaizel


Fuente: Súper Campo

Agroindustria | Agroquímicos
< Volver

 

 

Todos los derechos reservados - AgroNoa - Copyright © 2006 - Diseño: BarNews Reseach Group