Noticias del Sector
  Agricultura
  Ganadería
  Producciones Alternativas
  Agroindustria
  Clima
  Indicadores
  Agenda

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
< Volver
UNA HERRAMIENTA PARA EL PRODUCTOR QUE LE PERMITIRÁ ELEVAR LOS PISOS DE RENDIMIENTO 30-10-18
 

Martín Mariani Ventura, gerente general de Verdeca, se refirió a la reciente aprobación de un evento biotecnológico para soja que suma tolerancia a la sequía y a herbicidas.

El pasado 12 de octubre la Secretaría de Agroindustria de la Nación autorizó una acumulación de eventos biotecnológicos que combina tolerancia a la sequía y a herbicidas en soja (glifosato y glufosinato). Se trata de un evento del Instituto de Agrobiotecnología de Rosario S.A. (Indear S.A.), el IND-00410-5 x MON-04032-6.


Indear SA quien recibe esta aprobación. ¿Cuál es su relación con Verdeca?


Verdeca es un joint-venture entre Bioceres -una empresa argentina, que ha desarrollado este evento biotecnológico con el Conicet- y Arcadia Biosciences, una empresa de biotecnología de Estados Unidos. A partir de 2012 se crea Verdeca, donde ambas compañías aportaron tecnología.


En el caso de Bioceres aportó este gen de sequía y en el caso de Arcadia otras tecnologías, para acelerar o planificar dentro de Verdeca el programa de mejoramiento en soja y las distintas herramientas tecnológicas para llevarlo al productor.


Indear SA es el brazo de investigación y desarrollo de Bioceres, hace los ensayos a campo, la parte de laboratorio y presta servicios para los proyectos de Bioceres o de empresas vinculadas como Verdeca. Este un proceso que viene de muchos años, Indear SA hizo todo el desarrollo, la presentación, la validación y la aprobación de este evento para Verdeca, que es la dueña hoy de la tecnología.


Este evento para sequía desarrollado en Argentina, ¿de dónde sale?


Fue descubierto en 1998-2000 por la doctora Raquel Chan que trabaja en el Conicet y en la Universidad Nacional del Litoral. Su equipo de investigación descubrió este gen que está naturalmente dentro del genoma del girasol. A partir de ahí comienzan a trabajar junto con Bioceres para poder sacar el gen del girasol y tratar de introducirlo en otros cultivos de interés agronómico o comercial para nuestro país, como trigo, soja y maíz. Allí, empezaron los desarrollos a campo, pruebas de concepto, lo que llevó casi 20 años de desarrollo.


Lo que se aprobó un apilado del evento de sequía con el RR...


Exactamente. Si recuerda, en 2015 conseguimos la aprobación de la tecnología HB4, que es el gen de tolerancia a sequía y salinidad. Lo que conseguimos con esta nueva aprobación es que, además de la tolerancia a sequía y salinidad, sumamos la tolerancia a glifosato y glufosinato de amonio. Como todos saben, el 99% de la soja que se siembra en Argentina, es tolerante a glifosato.


Esta tolerancia a sequía y salinidad, ¿qué plasticidad le dará a una variedad que la contenga?


Es algo que venimos trabajando desde el 2008 en ensayos regulados en Argentina y Estados Unidos. Estamos viendo que esta tecnología le permitirá al productor -independientemente de la zona donde esté- elevar los pisos de rendimiento. Tenemos evaluado que -con materiales avanzados, con germoplasmas elite- en condiciones de sequía o restricción hídrica hay diferencias de rendimiento que van entre un 10% u 11% hasta respuestas del 44%.


Entonces, nuestro posicionamiento de la tecnología es que será una herramienta para el productor que le permitirá elevar los pisos de rendimiento, independientemente de la ganancia genética, que año a año, brindan las compañías que se dedican al desarrollo de germoplasma. Creemos que es un cambio importante en las herramientas que dispondrá el productor, porque con esta nueva aprobación no solo se contempla la cuestión de proteger el rendimiento, sino también se hace frente a la variabilidad climática, que es un problema que está incrementándose día a día en las distintas zonas.


Será un elemento defensivo ante el estrés hídrico...


Exactamente. Y, por otro lado, lo positivo es que hemos hecho evaluaciones en zonas o en ambientes de alto rendimiento -donde el promedio de la soja está por encima de 4000-4500 kilos- y no estamos viendo que este evento cobre ningún de penalidad, por llamarlo de alguna manera, ya que a veces este tipo de eventos, cuando uno va a condiciones de alto rendimiento, tiene algún tipo de merma en los rendimientos.


Esto indica que el gen solamente funciona en el caso de que se den las condiciones en las que se lo necesita, o sea para defenderse ante la sequía.


¿En qué germoplasma estará disponible el nuevo evento?


Por un lado, bajo la marca Bioceres Semillas, que es la empresa vinculada a Verdeca, que viene trabajando hace años en trigo y soja.


Por el otro lado, tenemos convenio con otras empresas como Don Mario y otras, que ya están incorporando este nuevo evento a su germoplasma.


¿Qué otros pasos deben seguir para que esté en el circuito comercial?


Es necesario que China apruebe el evento, la cual la prevemos será el próximo año. Así que estamos apuntando a realizar el lanzamiento comercial en la campaña 2019-2020.


Lo que sí estamos lanzando es el programa Bioinnovadores que tiene por objetivo sumar productores que estén interesados en probar la tecnología, ser los primeros en probar esta soja en su campo y, cuando tengamos todas las aprobaciones, tener la prioridad a la hora de recibir las primeras variedades.


¿Se están enfocando en algunos grupos de madurez en particular?


La idea es que los primeros años sean grupos de madurez entre 4 y 6. También estamos trabajando con los grupos 7 y 8 que estarán para el año siguiente.


Por: Belisario Saravia Olmos


Fuente: El Tribuno Campo

Agricultura | Biotecnología
< Volver

 

 

Todos los derechos reservados - AgroNoa - Copyright © 2006 - Diseño: BarNews Reseach Group