Noticias del Sector
  Agricultura
  Ganadería
  Producciones Alternativas
  Agroindustria
  Clima
  Indicadores
  Agenda

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
< Volver
EL PRIMER EMPRENDIMIENTO DE POLLOS ORGÁNICOS ESTÁ EN MARCHA 25-01-18
 

Está desarrollado por tres familias emprendedoras del paraje Yariguarenda. El precio es prácticamente igual al del pollo congelado, pero con ventajas biológicas.

No intervienen elementos químicos para su producción por lo que su sabor, olor y color se mantienen en esencia como los pollos de corral que se consumían antaño, y por su condición aportan más nutrientes y en general resultan beneficiosos para el consumo humano. Los pollos que se consumen habitualmente son en realidad organismos genéticamente modificados y es allí donde radica el valor y la importancia de los alimentos orgánicos, tanto verduras como carnes, libres de químicos y conservantes.


En abril del año pasado en la comunidad Yariguarenda, ubicada el norte de Tartagal, tres pobladores residentes en esa zona rural que conocían el oficio se juntaron para encarar un proyecto que tiene un campo extenso para el desarrollo, porque los productos orgánicos se valoran cada vez más.


En otros países incluso son más caros, pero afortunadamente no es lo que sucede en la zona donde residen comunidades originarias como las guaraníes, dedicados al trabajo de la tierra. Los choclos, ancos, batatas que cultivan son orgánicos y muy sabrosos.


En el caso de los emprendedores de Yariguarenda, si bien comenzaron solos (vendimos la moto, el televisor, para hacer la primera inversión, según recuerdan), hoy tienen el acompañamiento de la Municipalidad de Tartagal en aspectos que son tan importantes, como la cría, el engorde y el cuidado de los pollitos de granja. Para salir al mercado necesitan hacerse conocidos, difundir las bondades de un producto orgánico, ordenarse impositivamente y lograr recursos mediante lineas de créditos blandos desde la Nación, la provincia o entidades privadas que pueden ayudarlos a mantener y a desarrollar este proyecto, y es allí donde el estado municipal debe estar presente. Hoy los emprendedores disponen de 1.000 pollos que están listos, en el peso ideal, para salir al mercado, pero ellos van por mucho más.


Acompañamiento técnico


El profesor Jorge Valdez es coordinador de la oficina de empleo municipal y explica que "nuestra tarea pasa por el asesoramiento, el acompañamiento y visibilizar los emprendimientos familiares o de pequeños productores, muchos de los cuales se ubican en las márgenes de la ruta nacional 34, en jurisdicción del municipio de Tartagal. Sin duda el que tiene el mayor avance es el de los pollos orgánicos de Yariguarenda, que comenzó el año pasado; estamos implementando estrategias de marketing, porque la idea es fortalecer el emprendimiento; hasta ese momento ellos vendían al costado de la ruta, donde habían colocado un cartelito, pero para vincular al productor con el mercado consumidor, aunque por el momento sea solo el local, se necesita mucho más".


Por tratarse de producción a baja escala "comenzamos con la difusión en los medios de comunicación de Tartagal y las diferentes secretarías municipales se sumaron para este objetivo. Es evidente que tenemos que mirar al campo como un generador de oportunidades; pero que Tartagal comience a producir alimentos orgánicos, con todos los beneficios que eso implica, es importantísimo", considera Valdez, y explica que al de los pollos orgánicos se suman otros productores dedicados a la cría de cabritos, la producción de leche de vaca, productos derivados de la caña de azúcar, la fabricación de cestería y caña de bambú, un material muy buscado por su nobleza, resistencia y versatilidad.


Landero, Subelza y Morón


Miguel Subelza explica que "el emprendimiento es de las familias Landero, Subelza y Morón, y nos repartimos las diferentes actividades; fue en abril del año pasado cuando nos decidimos a trabajar en esto, porque habíamos participado en cursos de capacitación que hacía la Municipalidad de Tartagal; también intentamos con un proyecto de huerta orgánica, pero no disponemos de suficiente agua en el paraje".


"Nosotros -recuerda Miguel- nos volcamos al pollo orgánico luego de asesorarnos en la oficina de empleo, que nos bajó mucha información y capacitación. Así aprendimos desde curar el suelo hasta manipular y trabajar la viruta que le colocamos a los pollos. Hoy tenemos mil pollos listos para comercializarlos, pero nuestro problema era la venta, porque un cartelito al costado de la ruta no era suficiente. Necesitábamos hacernos conocidos, con publicidad y mercadeo".


Para Miguel es importante colocar el pollo que se produce localmente, "para que este engranaje comience a moverse y podamos aumentar nuestra produccion; pero también por una cuestión de salud de la población. Cuando nos pusimos a trabajar, estudiar e investigar, allí recién tomamos conocimiento de lo que significa para la salud humana un pollo congelado. Por eso creemos que en los comedores escolares, en las clínicas y hospitales donde los pacientes van a recuperar su salud, necesariamente deben consumir productos orgánicos. Nosotros vendemos pollos por unidad que alcanzan los 3 kg, pero para llegar a ese peso necesitamos el doble de tiempo que un pollo congelado, que en 45 días es un animal deforme por recibir tantos químicos".


Ricardo, otro de los emprendendores, explica: "Los alimentamos con soja y maíz, y sin utilizar hormonas, antibióticos ni vitaminas que se utilizan para aumentar su crecimiento. El espacio físico que disponemos es de tres veces más que los pollos de granja".


Para difundir las bondades del producto los emprendedores propondrán una degustación en el mismo paraje donde residen, preparando los pollos en hornos de barro y acompañados de productos propios de la zona. "Hasta los limones son de Yariguarenda pero la expresión de la gente que prueba un producto orgánico lo dice todo", dicen los emprendedores.


Fuente: El Tribuno

Ganadería | Avicultura
< Volver

 

 

Todos los derechos reservados - AgroNoa - Copyright © 2006 - Diseño: BarNews Reseach Group