Noticias del Sector
  Agricultura
  Ganadería
  Producciones Alternativas
  Agroindustria
  Clima
  Indicadores
  Agenda

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
< Volver
A FINALES DE ENERO, LOS PRECIOS DE LA HACIENDA PODRÍAN RECUPERARSE 10-01-18
 

“Los valores del ganado probablemente tenderán a recuperarse, en el rango de aumentos que se dieron en el otoño del 2017: 10% a 13%” explicó el especialista Ignacio Iriarte.

En una columna de opinión publicada por el diario la Voz del Interior, el analista de mercados ganaderos Ignacio Iriarte estimó que “a finales de enero, los precios de la hacienda podrían recuperarse”.


“A partir de fines de enero, y de acuerdo con la estacionalidad de la oferta, los valores del ganado probablemente tenderán a recuperarse, en el rango de aumentos que se dieron en el otoño del 2017: 10% a 13%” explicó.


La opinión de Ignacio Iriarte


Durante el año 2016 los precios del novillito en Liniers (350 a 390 kilos) cayeron ininterrumpidamente a moneda constante entre mayo ($43,45 de hoy) y enero del año 2017, cuando lograron un piso de $35,60. Es decir un 18%.


A partir de ese momento, los precios reales se recuperaron hasta lograr un pico de $39 por kilo, a plata de hoy. Durante 2017, pese a que la oferta ganadera fue 8% más alta, los valores reales bajaron, pero menos que el año anterior: de $39 en abril a $34,32 en diciembre, 12%.


A partir de fines de enero, y de acuerdo con la estacionalidad de la oferta, los valores del ganado probablemente tenderán a recuperarse, en el rango de aumentos que se dieron en el otoño del 2017: 10% a 13%.


En el corto plazo, las variables más importantes a seguir, por un lado serán la esperada reducción de la oferta de los feedlots que se da todos los años en el primer trimestre del año y por el otro, la evolución de la seca, que podría forzar ventas adelantadas.


Durante el año pasado, el incremento en el empleo privado, la recuperación de los salarios reales y el ajuste del tipo de cambio neto para la carne casi a la par de la inflación, permitieron desde la demanda absorber una oferta adicional de unas 190 mil toneladas.


Sin embargo, esa mayor preferencia por la carne no alcanzó para mejorar el precio de la hacienda en términos reales. La mejora en el tipo de cambio registrada en los últimos 2 años, fundamentalmente a partir de la quita de retenciones y el otorgamiento de reintegros, se dio a partir del tipo de cambio que en el 2015 estaba extremadamente atrasado con respecto a la evolución del precio de la hacienda, los salarios y la energía.


Hoy la “industria exportadora”, que en promedio destina más carne al consumo local que al exterior, ha mejorado su situación relativa. No sólo por el incremento en el tipo de cambio sino también por el aumento en el volumen faenado, que contribuye a diluir el peso de los costos fijos.


Pero los exportadores, que pagan mejor el novillo pesado y la vaca, no están en condiciones de hacer subir todo el mercado de hacienda, el cual está segmentado. El 87% u 88% de la demanda sigue siendo de los consumidores domésticos y estos están mejorando su poder de compra de manera muy lenta, y después de una pronunciada caída. El consumidor, además, tiene a la hora de comprar “carne” una oferta de carnes sustitutas o alternativas, que nunca tuvo tanto en volumen como en precio.


Frente a una inflación que en el último año fue cercana al 25% los precios del novillo en Liniers (diciembre 2017/diciembre 2016) crecieron 16%, del novillito de 350 a 390 kilos un 17,4%, los terneros 14,7%, la vaca gorda lo hizo un 21,7% y la vaca conserva buena subió un 23,8%. Los precios de estas 2 últimas categorías reflejan claramente la fuerza de la demanda china y la mejora en el tipo de cambio, por la concesión de reintegros.


Si bien en las últimas semanas del año la demanda china, fuertemente concentrada en la carne de vaca, perdió fuerza, al pasar el efecto “año nuevo chino”, en septiembre/noviembre el garrón, brazuelo, tortuguita, golden coin, vaca en manta o en cortes, delantero, toro, trimmings, experimentaron una interesante mejora en los precios. En su momento se calculó entre 5% y 7%.


Salvo el caso de la vaca, muy demandada por China, y el novillo pesado, que sigue muy escaso, el resto de las categorías, las de consumo definido, sufren todavía el pico estacional de oferta, atrasado este año por las inundaciones de agosto/octubre, a octubre/diciembre.

Ganadería | Ganados & Carnes
< Volver

 

 

Todos los derechos reservados - AgroNoa - Copyright © 2006 - Diseño: BarNews Reseach Group