Noticias del Sector
  Agricultura
  Ganadería
  Producciones Alternativas
  Agroindustria
  Clima
  Indicadores
  Agenda

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
< Volver
LAS BEBIDAS ESPIRITUOSAS PIDEN “REGLAS EQUITATIVAS” ANTE LA REFORMA TRIBUTARIA 13-11-17
 

El proyecto propone una suba del 20% actual hasta el 29% pero desde la Federación Argentina de la Industria de Bebidas Espirituosas reclaman un “trato igualitario”.

El proyecto de reforma tributaria impulsado por el gobierno, que propone un incremento del impuesto interno para las bebidas alcohólicas, las azucaradas y los cigarrillos, entre otros productos, generó reclamos entre diferentes sectores, entre ellos, el de las bebidas espirituosas, que reclama “reglas claras y equitativas”.


“Reglas claras para el mercado de las bebidas con alcohol garantizarán trato igualitario para todas las empresas del sector, transparencia en el mercado, una recaudación estable, interés en inversiones, estabilidad laboral y evitará problemas en la salud” afirma un comunicado de las empresas del sector, nucleadas en la Federación Argentina de la Industria de Bebidas Espirituosas.


El proyecto presentado por Nicolás Dujovne plantea una suba del 20% actual a un esquema que llega al 29% para el whisky, el coñac y otras bebidas blancas, las de mayor graduación alcohólica. Según la entidad, las bebidas espirituosas (destilados, aguardientes, licores, amargos, entre otros) representan el 13% del consumo de alcohol en la Argentina y alcanzan el 50% de la recaudación de los impuestos al alcohol.


“Ningún producto que contenga el alcohol entre sus materias primas debería estar exento de este tributo con la excusa de ser un alimento o por su saludabilidad” sostiene FAIBE en su comunicado que reclama una rebaja en las alícuotas al igual que lo hizo la industria vitivinícola y logró que el gobierno dé marcha atrás con el gravamen. “Si hay reducciones o gradualidad deberían alcanzar a todas las bebidas con alcohol sin excepción” sostiene.


El argumento de FAIBE es que el incremento de las alícuotas causará “caídas importantes de volumen en el sector” y “una pérdida importante de posiciones de trabajo y desaliento a las inversiones”. Además, alertan contra un posible incremento en el contrabando, la evasión y el comercio ilegal.


En abril de 1996, el entonces presidente Carlos Menen firmó el Decreto 404/96 que modificó la ley de impuestos internos. En dicha norma, se estableció una rebaja del 30% al 12% de las alícuotas para el whisky, junto a rebajas similares para otras bebidas espirituosas, aunque luego fue modificado nuevamente para llegar a las cifras actuales.


Desde la FAIBE plantean que en la Argentina el 65% del alcohol vendido ilegalmente comprende la evasión impositiva, mientras que el 35% restante está representado por botellas y envases falsificados, según estimaciones de Euromonitor. En este contexto, reclaman al gobierno que no aplique alícuotas diferenciales al segmento espirituosas y que mantenga un esquema de impuestos de acuerdo a la diferencia de contenido alcohólico de los diferentes rubros de bebidas alcohólicas.


Según el Ministerio de Hacienda, cartera a cargo de la elaboración de la reforma, el incremento a los impuestos internos para cigarrillos, bebidas azucaradas y alcohólicas busca desincentivar el consumo de productos “perjudiciales para la salud” que tiene costos “individuales y sociales (daños a terceros, gastos del sistema de salud)”.


Fuente: La Nación

Agroindustria | Alimentos & Bebidas
< Volver

 

 

Todos los derechos reservados - AgroNoa - Copyright © 2006 - Diseño: BarNews Reseach Group