Noticias del Sector
  Agricultura
  Ganadería
  Producciones Alternativas
  Agroindustria
  Clima
  Indicadores
  Agenda

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
< Volver
LAS LANGOSTAS, ¿LLEGARON PARA QUEDARSE? 05-10-17
 

La proliferación de la plaga en la provincia de Salta hace avizorar una dura lucha para lograr erradicarla.

La presencia de mangas de langosta en distintas regiones de la provincia presagia que habrá que librar una larga lucha para erradicarlas de Salta. Desde principios de agosto, cuando la plaga hacía su primera incursión en territorio salteño -en el departamento de Rivadavia-, las mangas se multiplicaron y hoy están georeferenciadas en el Valle de Lerma, Orán, Tartagal, Anta, Metán y Rosario de la Frontera.


Para combatirla y, de alguna manera, convivir con ella durante algún tiempo, hay que conocerla. La langosta es una plaga voraz que amenaza a los cultivos, campos de pastoreo y montes naturales de distintos sectores productivos. Sus agrupamientos, llamados mangas, son capaces de consumir una cantidad de cultivos equivalentes al alimento que necesitan 2.500 personas en un día.


La especie de langosta presente en nuestro país se denomina Schistocerca cancellata. Sus ejemplares adultos tienen entre 5,5 y 6,5 cm de longitud, aunque los machos pueden ser ligeramente más pequeños. Poseen cabeza, patas y abdomen castaños, y en sus alas manchas oscuras. Su modo de vida se divide en dos fases: una solitaria, donde se desplazan individualmente, y una gregaria, en la que forman agrupamientos numerosos.


El ciclo reproductivo del insecto consta de dos generaciones anuales con mayor actividad durante los meses cálidos. Tras el apareamiento, las hembras perforan la tierra y entierran a varios centímetros de profundidad una espiga u ooteca que aloja los huevos. En épocas de oviposición, un solo individuo puede depositar ootecas de hasta 180 huevos cada diez días.


Por tratarse de especies polífagos ataca un gran rango de hospedantes como: monte natural, campo natural, olivo, soja, maíz, girasol, tusca (acacia aroma), alfalfa, quebracho blanco, vid, cebada, jarilla, hortícolas, etc., y provoca importantes daños económicos en la agricultura.


Los insectos se alimentan únicamente de material vegetal, no transmiten enfermedades ni provocan lesiones a humanos o animales.


Acción del SENASA


El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) estableció una red de monitoreo oficial que permite la identificación temprana de focos en estadios juveniles y el control en el momento oportuno, con el objetivo de disminuir su reproducción, evitar la dispersión, lograr una merma del nivel poblacional y mantener a la población de insectos en su hábitat natural.


En el ámbito del organismo sanitario nacional funciona el Programa Nacional de Acridios (PNA), cuya estrategia de intervención tiene por objetivo mantener la población de insectos en su hábitat natural, en un enfoque de Manejo Integrado de Plagas (MIP).


El PNA tiene diferentes componentes:


Monitoreo y control: El objetivo es establecer una red de monitoreo oficial que permita la identificación temprana de focos en estadios juveniles y definir los lineamientos para la implementación de medidas fitosanitarias con el fin de evitar la dispersión de la plaga.


Análisis de la dinámica poblacional: El objetivo es tener la información del monitoreo y control de Langosta y Tucura procesada e incorporada al Sistema Integrado de Gestión de Protección Vegetal de SENASA (SigPV) e interrelacionada con el Geoportal Senasa, para mantener actualizados los hábitats identificados, el seguimiento de la dinámica poblacional y su comportamiento en sucesivas campañas.


Capacitación y difusión: El objetivo es lograr que técnicos, productores, organismos provinciales y municipales estén capacitados, informados y cuenten con el entrenamiento que requiere el Programa.


Validación y transferencia de tecnología: El objetivo es disponer de herramientas sustentables para el control de acridoideos en las distintas regiones agroecológicas.


Planificación: El objetivo es establecer y acordar los lineamientos generales del programa, con los distintos actores involucrados y elaborar el plan operativo anual, en el cual se determinan compromisos y responsabilidades a asumir.


Trabajo conjunto


En una reunión realizada el pasado martes, la Comisión Provincial de Sanidad Vegetal (Coprosave) analizó las medidas que el Gobierno de la Provincia de Salta viene realizando en coordinación con el Senasa, en relación a las acciones de monitoreo y control de las mangas de la langosta.


Durante el encuentro -que fue presidido por secretario el Asuntos Agrarios, Flavio Aguilera- las partes acordaron un plan de trabajo interinstitucional que consiste en reforzar las tareas de monitoreo para detectar las zonas donde se asientan las mangas y desarrollar un control químico mediante fumigaciones terrestres y aéreas, teniendo los recaudos para que la aplicación sea segura y sin provocar daños a personas y ambiente.


El Senasa informó que la responsabilidad primaria de control es del productor en su propio predio, según la Ley 27.233/15, no obstante, la Coprosave anunció que en la implementación del plan intervendrán Senasa, Ministerio de Ambiente y Producción Sustentable de Salta, INTA, Cámara Regional de la Producción, Federación de Entidades Rurales de Salta, municipios e instituciones que representan a los productores.


Durante la reunión también plantearon la importancia de trabajar de manera conjunta y coordinada entre los sectores intervinientes, y se dispuso el refuerzo de tareas del Comité de Emergencia que se creó para hacer frente a esta plaga, el cual se reunirá cada 15 días para definir tareas, cuantificar y determinar los recursos disponibles. En este marco, el Ministerio de Ambiente y Producción Sustentable aportará los insumos necesarios para el control de la langosta.


Desde la cartera productiva provincial se informó que entre las acciones que se llevan adelante para combatir la plaga se cuenta un cronograma de charlas informativas, capacitaciones y campañas de difusión. En la reunión se abordó la planificación de estrategias de trabajo, la disposición de redes de informantes y la especificación de los productos para el control de la plaga.


Se dispuso que serán coordinadas nuevas reuniones con funcionarios de cada municipio para trabajar y conocer los recursos disponibles para llevar adelante los trabajos en cada zona. En dichas áreas, el Senasa y la Provincia asignarán a un responsable técnico que mantenga comunicación con los productores a través de grupos de Whatsapp.


Convenio tripartito


Actualmente la plaga de la langosta está presente en diez provincias argentinas y se estima un movimiento de la misma a lo largo de una superficie de 450.000 km2, lo que la sitúa también en un extenso territorio de los vecinos Paraguay y Bolivia.En este contexto, Salta será sede el próximo jueves 12 de octubre de una reunión entre las autoridades de los entes sanitarios de Argentina, Paraguay y Bolivia en la que si firmará un convenio regional de cooperación para el control de la plaga langosta.


Por: Belisario Saravia Olmos (Con la colaboración del Lic. Leandro del Valle -Comunicación Institucional del NOA Norte Senasa)


Fuente: El Tribuno


 

Agricultura | Análisis
< Volver

 

 

Todos los derechos reservados - AgroNoa - Copyright © 2006 - Diseño: BarNews Reseach Group