Noticias del Sector
  Agricultura
  Ganadería
  Producciones Alternativas
  Agroindustria
  Clima
  Indicadores
  Agenda

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
< Volver
¿CONVIENE VENDER AHORA O ESPERAR? 18-04-17
 

El especialista en mercados Dante Romano explica grano por grano las mejores alternativas de comercialización.

Hay mucho de todo, sea soja, maíz o trigo, por lo que el mercado de granos no pasa su mejor momento. La diferencia está en el momento que atraviesa cada grano en el mercado internacional y local y en saber preparar una estrategia de venta aprovechando el momento. Las claves las dio el analista de mercados granarios Dante Romano, en una charla con productores organizada por Tomás Hnos. en Carlos Casares.


En resumen, la recomendación del contador público fue vender el maíz ahora, aguantar la soja hasta después de julio y terminar de vender el trigo antes de junio; además de algún consejo para operar con futuros y opciones.


Soja


En los Estados Unidos, principal productor, la oleaginosa tiene hoy mejor relación de precios con el maíz, lo que llevará a un fuerte incremento de la siembra 2017/18. Para el USDA del viernes: 36,21 millones de hectáreas casi 2,5 millones de hectáreas más. “Eso, sumado a la entrega de la cosecha récord de Sudamérica, va a debilitar los precios en las próximas semanas”, indicó Romano, quien ve fluctuar los valores en los 230 dólares en Rosario.


El cambio podría empezar a verse a partir de junio por “una retención muy fuerte” en la Argentina y Brasil, y cuando la soja estadounidense ya esté sembrada y comiencen a perfilarse los rendimientos que difícilmente alcancen el récord anterior de 35 quintales por hectárea, además de alguna contingencia climática. “Para el que puede aguantar, la recomendación es preservarla porque hay dinamismo más adelante” dijo. Mientras, para quien necesite vender, Romano aconsejó recurrir al mercado financiero realizando una opción de compra (call) que le permite aprovechar un precio mayor, o bien una opción de venta (put) para fijar un “piso” de precio. “En noviembre, la cosecha va a valer mucho más caro que el disponible de hoy”, proyectó.


Maíz


Este cereal viene de un año signado por el fracaso de la cosecha de Brasil, que perdió 20 millones de toneladas por cuestiones climáticas, lo que salvó a las cosechas estadounidenses y argentinas. Pero este año Brasil proyecta recolectar 92 millones de toneladas y recuperar las 20 perdidas y ganar entre 4 y 6 que saldrán al mercado en julio y agosto. Además, los Estados Unidos tienen stocks importantes y la Argentina aportará en 2 meses 7 millones más que el año pasado: se proyectan 37 millones de toneladas.


“La trilla argentina está en 10% y ya hay cola de buques que esperan por 2 millones de toneladas de maíz. Quien tiene hoy maíz en la mano puede encontrarse con precios interesantes. Pero cuando se largue la trilla fuerte, en julio, la tormenta va a ser perfecta”, opinó.


El maíz tardío, que sí o sí se va a cosechar en esos meses, Romano consideró “bueno” venderlo en los precios que se manejan en estos días, alrededor de 145 dólares. “Los 170 a 180 hay que sacárselos de la cabeza” dijo y en el caso de pensar en un call, recomendó comprarlo en Chicago. “En la Argentina probablemente no suba tanto” dijo.


Trigo


El grano bíblico tiene un mercado diferente al del maíz y la soja, cuyos productores y compradores están más concentrados; para el trigo hay más países productores y el flujo comercial es mayormente regional. El hecho es que arrastró temporadas de precios bajos que provocaron una caída en la superficie mundial, cuestión que llegó a un piso el año pasado cuando los valores comenzaron a recomponerse tras la caída en los stocks. En la Argentina, además favoreció la quita de las retenciones y de cupos de exportación y la producción saltó a 16 millones de toneladas.


De éstas, el país tiene asegurada la venta de 12 millones por las 6,5 millones de toneladas que demanda el mercado interno y 5,5 millones de toneladas que compra Brasil que además de la cercanía tiene aranceles preferenciales como socio Mercosur. “Luego, todo el remanente hay que venderlo en otros mercados, en donde hay que competir bajando los precios” alertó Romano. En este escenario, el especialista describió que esas 4 millones de toneladas será recomendable negociarlas en estas semanas cuando aún quedan exportadores pujando para abastecer a Brasil. “Falta poco, un mes o un mes y medio, después los exportadores se van a retirar del mercado. Entonces, para el productor lo mejor es negociar ahora tratando de conseguir un precio de alrededor de u$s180; pero no esperar que aparezcan 190 dólares porque la posición compradora ya es muy grande y después el mercado puede derrumbarse”, finalizó.


Fuente: Súper Campo & Perfil

Noticias del Sector | Cereales & Oleaginosas
< Volver

 

 

Todos los derechos reservados - AgroNoa - Copyright © 2006 - Diseño: BarNews Reseach Group