Noticias del Sector
  Agricultura
  Ganadería
  Producciones Alternativas
  Agroindustria
  Clima
  Indicadores
  Agenda

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
< Volver
NIVELACIÓN DE SUELOS: UNA TAREA PENDIENTE EN EL CAMPO 28-03-09
 

La nivelación de suelos es una forma de acondicionamiento que consiste en la remoción de suelo de las partes altas, su acarreo y depósito en las bajas, a fin de dejar una superficie plana que facilite las labores agrícolas.

Por: Numan Cruz, numancruz@hotmail.com


La producción agrícola está basada en la toma de decisiones, el éxito depende de hacerlas de forma inteligente con el fin de sobrellevar los retos que día a día se nos presentan, para esto se requiere de información precisa, equipos de tecnología avanzada y la asesoría de profesionales en la materia. Es necesario proveer de tecnología que mejore la eficiencia y rendimiento de las labores.


En la actualidad hay un incremento en el mundo de la superficie bajo riego. La nivelación de suelos, desde el principio de la agricultura, está asociada a la cultura de riego, cuando esta se realiza por superficie o gravedad, para que el agua pueda moverse sin obstáculos y sin causar erosión.


La nivelación de suelos agrícolas es una forma de acondicionamiento físico que consiste en la remoción de suelo de las partes altas, su acarreo y depósito en las bajas, a fin de dejar una superficie plana, que se ajuste hasta donde sea posible a las pendientes naturales del terreno, y que facilite las labores agrícolas, especialmente para la aplicación del agua de riego. Se considera imprescindible en toda iniciación de siembra de cultivo que va a ser irrigado por cualquiera de los diversos métodos de riego.


Para seguir fomentando el ahorro del agua se promoverán acciones complementarias. La adecuación de pendientes del suelo, emparejamiento y nivelación para mejorar las condiciones adversas que, en muchos casos, se presentan por el micro-relieve del suelo.


El principal criterio en un proyecto de nivelación es el de seleccionar la pendiente que maximice la efectividad de un sistema de riego y seleccionar la pendiente que minimice el movimiento de suelos. Las necesidades de nivelación están sujetas también al tipo de riego que se pretenda utilizar y por la topografía original del terreno.


Independientemente del sistema que se use, la nivelación se tiene que hacer con los cuadros ya formados y cuadro a cuadro; ello permite efectuar un mínimo de traslado de suelo, a un costo inferior y con poco daño a la fertilidad del suelo.


El sistema láser es un método moderno de nivelación de suelos de alta eficiencia.


Nivelación con láser: la nivelación con el sistema láser tiene como fundamento la copia en el suelo de un plano de luz formada por un emisor, y cuyas características le han sido dadas al entregársele la cota de trabajo, que corresponde a la altura media de la superficie a nivelar.


Consiste en hacer un levantamiento topográfico de la parcela, luego se calculan los cortes y rellenos fijándose las pendientes de trabajo. Un transmisor colocado sobre un trípode o una torre en el terreno a nivelar, emite un rayo láser que gira a aproximadamente 600 rpm y forma un plano de luz con un alcance de precisión hasta 600 m de radio -dependiendo del tipo de aparato-. Este plano se ajusta a una o dos pendientes.


El sistema receptor, colocado en el palón o en la pala de arrastre, tiene la función de mantener el nivel de la cuchilla paralelo al plano de referencia; cuando el equipo pasa por una parte alta, el receptor ordena a la cuchilla bajar y cortar, cuando se encuentra en un bajo, se ordena a la cuchilla subir para descargar la tierra. El tractorista recibe las indicaciones en un tablero ubicado el la cabina con tres luces de colores, que le indican la ubicación del plano láser, superior, intermedio e inferior -rojo, verde y amarillo-; deberá operar con la luz verde que indica que el receptor está bien ubicado en el plano de luz.


El tractor debe tener la potencia adecuada y el sistema hidráulico debe ser lo suficientemente fuerte para trabajar con la frecuencia de ajustes que el láser impone.


Ventajas de la nivelación con láser:


Elevada eficiencia de aplicación y de uniformidad del riego.


Menor consumo de agua. Se reduce notablemente la cantidad de agua necesaria para irrigar una parcela de terreno, así como también el tiempo que se requiere para realizar esta actividad.


Mejora el drenaje superficial.


Eliminación de los efectos negativos de la erosión, por lo tanto una mayor conservación del suelo.


Mayor eficiencia en el uso de fertilizantes.


Operación eficiente de maquinaria.


Incrementa notablemente la producción. Todas las plantas reciben la misma cantidad de agua, como también fertilizantes, por tal razón la plantación crece uniforme.


La nivelación con sistema láser no es una técnica muy difundida, pero seguramente está en camino de serlo porque son notables sus ventajas.


Fuente: El Tribuno Campo


 

Agricultura | Tecnología
< Volver

 

 

Todos los derechos reservados - AgroNoa - Copyright © 2006 - Diseño: BarNews Reseach Group